El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas(c) hoy en Córdoba donde los ministros de los veintisiete países de la Unión Europea (UE) buscan "escenarios de futuro para la agricultura", según ha destacado el titular español. EFE/ Rafael Alcaide

Los ministros de la UE buscan en Córdoba “escenarios de futuro” para la agricultura

Córdoba (EFE).- Los ministros de los veintisiete países de la Unión Europea (UE) buscan en Córdoba “escenarios de futuro para la agricultura”. Así lo ha destacado el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, sobre la visita de los mandatarios comunitarios a la finca experimental de la Universidad de Córdoba.

En un corrillo informal con dirigentes de la UE, en el que estaba el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Janusz Wojciechowski, junto a investigadores de la Universidad cordobesa, Planas se refirió así a las explicaciones que los dirigentes europeos habían recibido poco antes. Eran sobre varios proyectos que se desarrollan en las 186 hectáreas de terreno dedicadas a la investigación y la innovación.

El comisario europeo se ha incorporado hoy a la reunión informal de ministros de Agricultura después de tener dificultades para llegar a Córdoba. Al saludar al anfitrión Planas, a las puertas del paraninfo de la Universidad de Córdoba, Janusz Wojciechowski le dijo: “Llegué, finalmente”.

Banco de Germoplasma

Todo surgió en el tono distendido en el que discurrió la visita. Después de que el ministro español, el francés, Marc Fesneau, el secretario permanente del Consejo de Agricultura, el griego Andreas Gregoriou, el rector de la Universidad de Córdoba, Manuel Torralbo y el propio Wojciechowski hubiesen bromeado alrededor de algunas de las variedades de aceitunas del Banco de Germoplasma del Olivo. Este está en la finca que visitaron y que sus responsables habían expuesto con motivo de la visita.

Antes, habían asistido a las explicaciones de un grupo de investigadores habían dado sobre el propio Banco de Germoplasma. Este atesora más de medio centenar de variedades de olivo de todo el mundo. También los avances en la conservación de la superficie agrícola, digitalización y sistemas remotos de riego y la innovación en la sostenibilidad de la agricultura.

Para Planas, en su intervención de recepción de las delegaciones, el trabajo que allí se lleva a cabo está “a la vanguardia de la investigación en la comunidad autónoma”. Y “entre las instituciones investigadoras más relevantes a nivel nacional”.

Planas ha defendido que “la investigación, la innovación y las nuevas tecnologías son clave para avanzar hacia un sistema agroalimentario sostenible y un medio rural vivo y dinámico”.

Por ello, entre las prioridades de la presidencia española del Consejo de la UE “tiene una especial vinculación al mundo académico e impulsar y promover las tecnologías en el sector agroalimentario”.

Edición genética

La apuesta española para el semestre comunitario no se limita a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, o la digitalización, ha subrayado Planas. Sino que abarca “también a las nuevas técnicas genómicas, que ofrecen posibilidades de edición genética muy precisas y controladas”. Por ejemplo, para desarrollar variedades más resistentes a la sequía o a enfermedades, o con mejor rendimiento.

Con ello, ha señalado el titular español de Agricultura, se contribuye “a producir alimentos de forma más eficiente, consumir menos recursos y desarrollar productos innovadores”. Todo “con mayor valor añadido, mejorar la calidad de vida en nuestros pueblos, el bienestar animal o la protección de la biodiversidad”.

También hizo una reflexión sobre la necesidad de “una mayor conexión entre los avances que realizan los científicos y lo que realmente se necesita en el campo y en las empresas”. Y el impulso de “la formación en competencias digitales y apoyando la adopción de nuevas tecnologías en las explotaciones agrarias” . Así como en “las empresas agroalimentarias para mejorar su competitividad y sostenibilidad”.

Primera madraza

Con anterioridad, la vicerrectora de Política Científica, María José Polo, había reivindicado “la primera madraza pública de al Andalus, en el siglo X. Allí el hospital y la universidad se vincularon por primera vez en Europa”. Como referencia de la actual Universidad de Córdoba, creada hace medio siglo. Pero con antecedentes en antigua facultad de veterinaria y la escuela de ingenieros agrónomos, de 175 y 55 años, respectivamente.

Polo ha puesto en valor también que un 20 por de su trabajo científico se encuentra entre el 10 por ciento de las obras más citadas del mundo. O que en los dos últimos años ha habido un cien por cien de incrementos anual de proyectos internacionales.

Las delegaciones europeas se desplazaron después a Montilla para conocer el proceso de producción del vino de la Denominación de Origen Montilla-Moriles. EFE