Análisis con diagnóstico inmediato en las urgencias andaluzas

Sevilla, (EFE).- La Consejería de Salud y Consumo está incorporando nueva tecnología en los puntos de urgencias de Atención Primaria para realizar pruebas de laboratorio de análisis clínicos -muestras de sangre y orina- con diagnóstico inmediato.

Se trata del ‘Point of Care Testing’ (POCT), un proyecto del Plan Andaluz de Laboratorios, en colaboración con el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, cuyo objetivo es optimizar la capacidad de resolución de sus servicios de Urgencias junto a la eficiencia y calidad asistenciales, ha informado la Junta en un comunicado.

Entre las prestaciones que se incluyen se encuentran: Hematología, Bioquímica, Marcadores Cardiacos, Gasometría y Urianálisis, y su indicación se está llevando a cabo en urgencias de gravedad intermedia, así como en pacientes incluidos en el Código Infarto.

Este sistema se encuentra en evaluación de pruebas y resultados mediante un pilotaje en varios centros de la comunidad, tanto en Urgencias Hospitalarias -valorando la mejora del tiempo de repuesta en esa área y con ello agilizando la espera del paciente- como en centros de Atención Primaria, dotándolos de más capacidad resolutiva en las urgencias y adecuando las derivaciones al hospital.

Accesibilidad, calidad y precisión

El objetivo del Plan de Laboratorios es continuar la extensión de esta tecnología de manera progresiva, una vez realizada la valoración total e impacto de sus beneficios, objetivo y proyecto coordinado a su vez con el Plan de Emergencias Sanitarias.

Según el director del Plan de Laboratorios, Cristóbal Avivar, «este sistema puede aportar múltiples beneficios ya que permite mayor accesibilidad, calidad asistencial y precisión en un diagnóstico inmediato».

Estos equipos permiten obtener resultados en minutos y requieren una mínima manipulación por parte del profesional.
La puesta en marcha de este nuevo sistema es una de las líneas estratégicas del Plan de Laboratorios que persigue un modelo organizativo distinto para cubrir las necesidades de pacientes y usuarios con mayor eficiencia.

El proyecto POCT persigue mejorar la capacidad diagnostica en los centros de Atención Primaria, como ya se hace por ejemplo con la diabetes y, en concreto, con los estudios de glucosa capilar o con los tratamientos con anticoagulación oral.

Más del 70 % de las personas mayores de 65 años tiene alguna enfermedad crónica y tres de cada cuatro visitas a urgencias son realizadas por estas personas. EFE

Edición Web: Luis Ortega