Avance en energía de fusión refuerza camino de Ifmif-Dones en España

Roberto Ruiz Oliva I Granada, (EFE).- El anuncio de que científicos estadounidenses hayan logrado una fusión nuclear con ganancia neta de energía pone el foco internacional en el camino ya iniciado hacia una fuente de energía inagotable y limpia, que también pasará por España, concretamente por Granada, con la instalación Ifmif-Dones.

Este proyecto trabajará para averiguar, desde el municipio granadino de Escúzar, cuáles son los materiales adecuados para construir los reactores de fusión del futuro (entre ellos DEMO), que funcionen en modo continuo y logren producir electricidad con energía de fusión.

«La gran noticia anunciada en Estados Unidos pone el foco de todos en este tipo de energía y refuerza sin duda la necesidad de una instalación científica como Ifmif-Dones, dado que esta atenderá el gran reto de los materiales para la fusión», ha indicado a EFE el Coordinador de la Oficina Técnica de este proyecto español, José Aguilar.

A falta de que se publiquen todos los detalles de cómo se ha llevado a cabo el experimento estadounidense, este experto ha destacado la «excelente noticia» que supone para toda la comunidad científica internacional que se dedica al desarrollo de la energía de fusión como futura fuente de energía.

Validar materiales

«Es una gran noticia, pero a su vez solo un paso más en un camino internacional hacia esa energía de fusión, que no tiene todavía todos sus grandes retos resueltos, por lo que quedan años y décadas para lograr que sea una fuente de energía que pueda llegar a todos los hogares», ha apostillado Aguilar.

energía de fusión
El rey Felipe VI (i) pronuncia un discurso durante su participación en un foro científico empresarial centrado en el proyecto IFMIF-DONES en los Archivos Estatales de Croacia, en Zagreb. EFE/ Chema Moya /Archivo

El Coordinador de la Oficina de Ifmif-Dones ha detallado que, entre esos grandes retos comunes -ya se siga desde el camino de la fusión «inercial o magnética»- está el de los materiales que van a ser utilizados, que es precisamente a lo que va a dedicarse la instalación española de Granada.

«Las máquinas que usen grandes láseres o imanes para conseguir la fusión, construir un Sol en la Tierra, van a producir muchísimos neutrones, unas partículas muy pequeñas pero con capacidad dado su nivel de energía y cantidad de generar grandes daños en los materiales a su alrededor. Por eso, la humanidad tiene que validar materiales que sean capaces de soportar las máquinas de fusión del futuro», ha continuado.

Por ello, Ifmif-Dones sigue siendo hoy más importante que nunca, teniendo en cuenta además que el avance en Estados Unidos sitúa el foco mundial en el sector de la energía de fusión, con impulso de la inversión pública y también privada, y está llamada a ser parte de la solución de los problemas energéticos venideros.

Las necesidades del futuro

Al respecto, Aguilar ha apuntado que distintos estudios internacionales advierten de que las necesidades energéticas de la humanidad, en escenarios optimistas, serán para finales de siglo como mínimo tres o cuatro veces superiores a las actuales.

Teniendo en cuenta que el «mix energético» apenas ha variado a lo largo de las últimas décadas y sigue dependiendo de las mismas fuentes fósiles, nucleares o renovables, según este experto, no hay que ser físico-nuclear o ingeniero para determinar que existe un problema: «Es absolutamente necesario un cambio de paradigma en la capacidad de producir energía del ser humano», ha indicado.

Y es precisamente ahí donde la energía de fusión tiene un papel crucial, dado que el hecho de que se sea capaz de conseguirla significará que la humanidad, a través únicamente de la técnica desarrollada por el ser humano, habrá sido capaz de obtener una nueva fuente de energía que satisfaga las necesidades del futuro, la energía de fusión. EFE