Banderas y el centro de formación de técnicos del espectáculo de Málaga

Málaga, (EFE).- Antonio Banderas sigue apostando por Málaga, su ciudad natal, donde el próximo año abrirá, de la mano del empresario Domingo Sánchez, director de la productora Merlín, un nuevo espacio de artes escénicas que se dedicará a la producción, exhibición y, sobre todo, como centro de formación de profesional técnico del mundo del espectáculo.

El nuevo centro, que se llamará Sohrlin -simbiosis de Soho y Merlín-, arrancará su actividad en la primavera de 2023 en unas naves de más de 8.000 metros cuadrados ubicadas en la zona oeste de la capital malagueña, con vocación internacional y el objetivo de atraer a estudiantes de todo el mundo y formadores de primer nivel.

En una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Málaga, donde se ha presentado el proyecto, Banderas, impulsor del malagueño Teatro del Soho, ha explicado que el sector cultural vive una «extraordinaria» falta de personal técnico, como regidores, diseñadores de sonido y luz, escenógrafos o productores, por lo que el fin principal de Sohrlin será la formación en estos campos.

Producción propia y exhibición

«Es un mundo apasionante que queremos abrir desde Málaga», ha afirmado el actor, que ha remarcado, en cualquier caso, que Sohrlin va a ofrecer también producción propia y exhibición en todos los terrenos de las artes escénicas, como la danza, la música o el teatro.

El centro de formación permitirá que todos los alumnos de las profesiones técnicas puedan hacer prácticas ‘in situ’ de las materias que estén trabajando: «Los vamos a convertir en verdaderos profesionales para que puedan trabajar en Madrid, Barcelona, París, Roma o Estados Unidos».

Banderas ha asegurado también que va a recurrir a sus contactos profesionales para traer a Málaga a expertos de primer orden con los que ha trabajado en grandes producciones de Hollywood o de Europa, que impartirán cursos, talleres o másteres de forma presencial y online.

«Tengo compromisos directos que arranqué en determinadas producciones, tengo comprometida a gente que ha trabajado en grandes producciones, gente que está en activo y que está en contacto con todo lo que se está haciendo. Es un proyecto muy ambicioso», ha declarado Banderas.

Lo importante el contenido, no el contenedor

Respecto a las instalaciones que albergarán este nuevo Espacio de Artes Escénicas y Entretenimiento Cultural, Banderas ha comentado que han alquilado un espacio que «probablemente es temporal», pero que lo importante ahora «es el contenido, no tanto el contenedor».

«Queremos que esos 8.000 metros sean como un laboratorio de experimentación de lo que realmente será algún día. Todo lo que hay ahí será transportable», ha señalado.

Sohrlin, ha añadido Banderas, no va a suponer una competencia para las dos escuelas de arte dramático, una pública y otra privada, que hay en la ciudad y que suman más de 1.500 alumnos, sino que las va a complementar, ofreciendo una salida a muchos de estos futuros actores que seguramente no van a poder trabajar en la profesión.

«No va a haber espacio para todos, todos no van a ser estrellas del cine, de la televisión, ni cantantes de primera categoría. Nosotros les ofrecemos salidas profesionales distintas», ha indicado.

«Queremos abrir los ojos a un montón de jóvenes que no saben que su camino puede ser la escenografía, el maquillaje o el diseño de vestuario, que son profesiones de alto nivel», ha incidido Antonio Banderas, de ahí la importancia del centro de formación.

La unión con el empresario Domingo Sánchez

El actor se ha mostrado convencido de que este proyecto «puede dar un impulso extraordinario a la ciudad en el terreno de la formación, la producción y la exhibición», y por ello se ha aliado con el empresario Domingo Sánchez, que durante años ha trabajado en grandes producciones de circo teatral fuera de España, especialmente en Oriente Medio, para hacerlo realidad.

«Unirme con Domingo ha sido extraordinario, unirse a alguien que tiene la misma locura e insensatez que tú. Desde que nos conocimos fue como amor a primera vista», ha bromeado.

El director de la productora Merlín ha destacado que Sohrlin intentará «profesionalizar todos los oficios que tengan que ver con las artes escénicas y los espectáculos en vivo» y que por ello es importante conseguir la homologación de esos cursos, para que sirvan tanto en España como en el extranjero.

Además de formar, desde Sohrlin se van a producir obras con recursos propios y se tenderán puentes con otros proyectos internacionales.

«Todo esto no tendría sentido si no tuviéramos un escaparate para exhibirlo, por eso vamos a contar con salas que sean un escaparate de lo que vamos a exhibir y con un sentido claro de la exportación», ha apostillado.

El «espíritu de Sohrlin»

«Conseguir el gran sueño de que todo el mundo que estudia pueda trabajar de lo que se ha formado. Ese es el espíritu de Sohrlin», ha subrayado Sánchez sobre el centro de formación.

Los impulsores de Sohrlin no han dado cifras de cuántos trabajadores o estudiantes puede llegar a mover el centro, aunque han recordado que «la cantidad de puestos de trabajo que va a crear es muy espectacular», ya que «hay mucha gente detrás de un espectáculo».

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha agradecido a ambos su apuesta por la ciudad para la puesta en marcha de este ambicioso proyecto y ha asegurado: «Es una alegría ser alcalde de una ciudad que tiene gente tan estupenda como Antonio Banderas y Domingo Sánchez». EFE

Edición Web: Luis Ortega