Cae el Lana, jefe de una de las redes de narcos más violentas de Andalucía

Madrid, (EFE).- J.M.V., alias el Lana, de 32 años, lideraba una de las redes de narcos más violenta de Andalucía, se había fugado en 2018 y su intención era comerse las uvas con su familia, pero la Guardia Civil se lo impidió al detenerle el mismo día 31. Ya está en prisión.

La Dirección General del instituto armado ha informado este martes de la Operación Cardador, que ha supuesto el arresto del Lana en la provincia de Sevilla tras cuatro años huido de la justicia.

Las fuerzas de seguridad le buscaban como líder de la más importante y violenta organización de narcotráfico de hachís que operaba, principalmente, en el río Guadalquivir.

Ya había sido investigado en varias operaciones de la Guardia Civil, como las llamadas Cansino y Llorón, desarrolladas entre 2018 y 2019 y en las que se intervinieron más de 10 toneladas de hachís y 2 kilos de cocaína.

Pero también 10 embarcaciones neumáticas tipo «go fast», numerosas armas de fuego (fusiles de guerra kalashnikov, pistolas y revólveres) y gran cantidad de vehículos sustraídos, entre otros efectos.

Violento, meticuloso y muy pendiente de su seguridad

Según los investigadores, este narcotraficante es una persona violenta y muy meticulosa, que adopta numerosas medidas de seguridad tanto en sus actividades delictivas como en su vida personal. Por ello, está considerado como un objetivo «sensible y prioritario» para las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Recuerda la Guardia Civil que gracias a la inteligencia generada por el Centro Regional de Análisis e Inteligencia contra el Narcotráfico (CRAIN) del cuerpo, se consiguió averiguar que «el Lana» tenía previsto pasar la Nochevieja junto a su familia en un chalet de la localidad sevillana de Aljarafe.

Por ello, durante los días previos a la Nochevieja se estableció un dispositivo discreto en el que participaron guardias civiles de las unidades de Policía Judicial de la Comandancia de Sevilla y de la Zona de Andalucía y del Grupo de Acción Rápida (GAR).

La Guardia Civil recalca que la participación del GAR «ha resultado fundamental para el éxito de la operación debido a su capacidad de neutralizar de manera rápida y eficaz objetivos peligrosos».

Detenido y a prisión

Durante la tarde-noche del día 31 de diciembre, los agentes lograron detectar a J.M.V. Cuando salía de la vivienda, tomaba rigurosas medidas de seguridad y llevaba la cabeza tapada para dificultar su reconocimiento.

Pero en una de esas salidas los agentes el GAR, desplegados en la zona, procedieron rápidamente a su detención. Portaba una pistola y documentación falsa.

Las pesquisas llevadas a cabo en este tiempo revelaron que utilizaba documentación falsa y sistemas encriptados de comunicación, cambiaba de forma recurrente su residencia y vivía en diferentes ciudades de España para evitar ser detenido.

J.M.V. cuenta con numerosos antecedentes por narcotráfico y le constaban tres requisitorias en vigor de búsqueda, detención y personación emitidas por los juzgados de Coria del Río (Sevilla), Sevilla y Cádiz.

Una vez puesto a disposición judicial, el detenido ingresó en prisión por orden del juzgado número 8 de Sevilla. EFE