Castroviejo: Doñana se seca por incumplimiento de la ley

Sevilla, 25 oct (EFE).- El científico Javier Castroviejo, consultor de la Unesco que dirigió la Estación Biológica de Doñana durante catorce años y ha vinculado parte de su carrera a este espacio, ha dicho a EFE que «Doñana está al borde del colapso no por el cambio climático sino por el incumplimiento de la ley».

Que las marismas y su red hidrológica, esenciales para la supervivencia de Doñana, hayan estado sin vida este verano ha sido achacado por Castroviejo al «incumplimiento sistemático de las leyes y de las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea».

En los incumplimientos legislativos que afectan directamente al parque nacional ha mencionado el real decreto ley 7/1999 sobre la regeneración hidrológica de Doñana, de la que 23 años después, «ni siquiera se han iniciado las actuaciones que obligan a restaurar las cuencas del Brazo de la Torre y del Guadiamar».

Hábitats y especies catalogadas

Esas actuaciones hubieran supuesto «la salvación de la marisma» y le habrían ahorrado a España «el bochorno y el desastre»; en opinión de Castroviejo.

Entre los efectos directos de estos incumplimientos, ha señalado «la eliminación masiva de hábitats y especies catalogadas de interés comunitario por la Unión Europea en miles de hectáreas» y «la grave alteración del ciclo hidrológico, de la calidad y de la cantidad del agua».

Para el científico, el cambio climático es un «cuestionable chivo expiatorio» y un «alivio para los que no se atreven a enfrentarse a las consecuencias de lo hecho».

Destrucción de la marisma

«El clima parece irrelevante en el proceso de destrucción de la marisma; no se conocen investigaciones serias al respecto; a lo largo de los milenios la marisma hubo de sufrir otras sequías más acentuadas, siempre superadas; lo que nunca se había sufrido es tal burocracia», ha zanjado.

Ha denunciado «la alteración profunda y tolerada de la red hidrológica, canalizada y roturada, que ha destruido la marisma, desecada incluso con lluvia; su desaparición y la de la biodiversidad van unidas».

El científico Javier Castroviejo. Raúl Caro/EFE

En la gestión de Doñana ha denunciado que existe «opacidad» y ha asegurado que «como las noticias agradables escasean» no se ofrece información y se impide el contraste sobre el terreno.

Para Castroviejo no cabe otro remedio que «aplicar con urgencia y rigor las leyes, comenzando por la restauración integral del cauce del Brazo de la Torre, indispensable para la marisma» previsto por ley desde 1999. EFE

Edición Web: Fátima Santos