Confirmado como crimen machista el asesinato de una mujer en Benalmádena

Madrid/Málaga, (EFE).- La Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género ha confirmado este lunes como crimen machista el asesinato de una mujer de 69 años a manos de su pareja, un hombre de 80 que presuntamente le asestó más de veinte puñaladas el pasado 4 de noviembre en Benalmádena (Málaga).

El número de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en España asciende así a 37 en 2022 y a 1.167 desde 2003, cuando comenzaron los registros, a la espera de que se confirme como violencia de género el asesinato de una mujer y de su hija registrado este domingo en Móstoles (Madrid).

El presunto agresor, marido de la mujer y padre de la niña, se autolesionó tras el crimen. No pesaban denuncias previas por violencia de género contra él.

El hombre, de nacionalidad británica y con alzhéimer

En el caso de Benalmádena sí las había. Al hombre, de nacionalidad británica y al que se le diagnostica alzhéimer, se le detiene en tres ocasiones por violencia de género en los últimos meses.

Pero la mujer no continuó en ninguno de los casos con las denuncias en sede judicial y se negó a declarar, por lo que los casos acabaron archivados.

En un comunicado, la ministra de Igualdad, Irene Montero y la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, expresan su absoluto rechazo ante este asesinato machista, trasladan todo su apoyo a familiares y amistades de la víctima y vuelven a pedir «todos los esfuerzos desde las instituciones, administraciones y el conjunto de la sociedad para llegar a tiempo y evitar más muertes».

Recuerdan de nuevo la posibilidad de recurrir las 24 horas del día todos los días de la semana al teléfono 016, al correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es, o al canal del WhatsApp en el número 600 000 016 para pedir asesoramiento sobre los recursos disponibles y los derechos de las víctimas de violencia de género.

La aplicación ALERTCOPS

En una situación de emergencia se puede llamar al 112 o a los teléfonos de emergencias de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062) y, si no es posible realizar una llamada, ante una situación de peligro se puede utilizar la aplicación ALERTCOPS, desde la que se enviará una señal de alerta a la policía con geolocalización.

Estos medios, destaca Igualdad, se pueden activar por la víctima y también por cualquier persona que conozca o sospeche de un caso de violencia de género. «Es un deber de toda la sociedad», subraya el Ministerio.

Por otro lado, el Juzgado de Instrucción número 3 de Torremolinos, competente en materia de Violencia sobre la Mujer, ha acordado este lunes el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del anciano de 80 años detenido por la muerte de su mujer, de 69 años, tras asestarle más de veinte puñaladas en Benalmádena (Málaga).

El detenido, de nacionalidad británica, ingresará a petición de la Fiscalía en un módulo psiquiátrico del centro penitenciario al que sea derivado, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Tres detenciones por violencia de género

Por el momento, está investigado por la comisión de un delito de homicidio aunque no se descarta que a lo largo de la instrucción se le pueda imputar algún otro delito.

En los últimos meses el hombre, diagnosticado de alzhéimer, había sido detenido en tres ocasiones por violencia de género, pero la mujer no continuó en ninguno de los casos con las denuncias en sede judicial y se negó a declarar.

Las fuentes han indicado que el juzgado se vio obligado a archivar los casos anteriores y no se tomaron medidas judiciales contra el agresor al no haber testigos de los hechos y no contar con la denuncia de la víctima.

Los hechos ocurrieron sobre las 22:50 horas del pasado viernes en un domicilio de Benalmádena situado en el número 134 de la Avenida de Antonio Machado.

El detenido no opuso resistencia

La víctima solicitó auxilio a través del Cimacc (Centro Inteligente de Mando, Coordinación y Control), tras lo que los equipos de emergencia se dirigieron al lugar, donde hallaron el cuerpo sin vida de la mujer, con más de veinte puñaladas por todo el cuerpo.

Al ser imposible el acceso a la vivienda, los agentes solicitaron la presencia de bomberos quienes, al no conseguir abrir la puerta, accedieron con una escalera de incendios por la terraza.

Tras observar sangre desde la ventana, los agentes de la Policía se adentraron en el domicilio, donde vieron a la víctima en el suelo -sin constantes vitales- y al presunto autor -que no opuso resistencia al arresto- en el dormitorio.

Los servicios médicos que acudieron al lugar no pudieron hacer nada para salvar la vida a la víctima. EFE