Diez detenidos al desmantelar 5 centros de producción de marihuana en Huelva

Huelva, (EFE).- La Guardia Civil ha desarrollado una operación durante el último trimestre de este año en la que se han desmantelado cinco plantaciones de producción de marihuana en diferentes localidades de Huelva, con la intervención de más de 2.700 plantas, y se ha detenido a una decena de personas.

Las investigaciones, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, comenzaron el pasado septiembre, cuando los agentes supieron de la existencia de una supuesta plantación de marihuana en Trigueros (Huelva), dando inicio a la primera fase de la operación policial sobre la intensificación en la lucha contra el tráfico y el cultivo de marihuana.

Tras las primeras gestiones en colaboración con Policía Local de Trigueros, se halló un primer cultivo de producción de marihuana en una parcela rústica y se realizó una inspección en el terreno y el registro de una nave de aperos, en la cual disponían de las plantas ya recolectadas para seguir con la fase de secado.

385 plantas en última fase de floración

Los agentes localizaron otra explotación agrícola y ganadera en San Juan del Puerto, donde se hallaron más de 400 plantas en dos invernaderos ocultos en la parcela, siendo de gran dificultad su localización, ya que pasaban totalmente desapercibidos en el entorno y disponían de una instalación de videovigilancia para evitar la presencia policial.

El desarrollo de las investigaciones llevó a los agentes hasta unas instalaciones agronómicas para la producción de plantas, las cuales se encontraban en la misma localidad, sin tener actividad comercial.

En la infraestructura de este vivero, se localizó una cámara frigorífica de grandes dimensiones con un cultivo ilícito de marihuana e interviniéndose en el registro de 385 plantas en su última etapa de floración y numerosos cogollos.

También se localizó una nave industrial en un polígono de Huelva, en la cual se detectó que además se desarrollaba una actividad de reparación y desguace de vehículos totalmente ilegal y clandestina.

En la exploración de la nave industrial, se descubrió que habían realizado una extensa construcción en el interior dedicaba exclusivamente a la producción de marihuana, enmascarada con multitud de piezas de vehículos.

Consumo de 155.00 vatios de electricidad

En el registro llevado a cabo, se observó la gran organización que disponían en el cultivo, siendo unas instalaciones autónomas e independizadas según las diferentes etapas de floración, y se intervinieron 1.582 plantas de marihuana, así como, de 20 kilos de cogollos envasados en bolsas de vacío y dispuestos para su venta en el mercado ilícito.

Este inmueble contaba con un altísimo consumo de energía derivado de «una doble acometida» ilegal al suministro eléctrico, la cual se encontraba subterránea y conectada a la red de distribución, y la defraudación eléctrica de esta única plantación llegaba a superar un consumo de 155.000 Vatios en sistema trifásico.

En diciembre se desmanteló una plantación en el interior de una vivienda adosada de Trigueros, la cual, a su vez, realizaba la venta directa de la droga a pequeña escala, lo que comúnmente se conoce como «menudeo». EFE