El flamenco será Bien de Interés Cultural y llegará a la educación andaluza

Sevilla, (EFE).- El flamenco será protegido como Bien de Interés Cultural (BIC) y su enseñanza se implantará en todos los niveles educativos de Andalucía, según el proyecto de Ley del Flamenco, que ha superado en el Parlamento de Andalucía el debate de totalidad y comenzará su tramitación en la que se incorporarán enmiendas de los grupos.

La futura norma, que decayó en la anterior legislatura por el adelanto electoral, recoge también la creación de un registro autonómico con la intención de agrupar y ordenar a los profesionales y entidades que desarrollen actividades en este ámbito.

La promoción del flamenco la llevarán a cabo las consejerías de Turismo, Deporte y Cultura y la de Educación e incluye un plan de formación anual del profesorado en el que participarán profesionales del sector.

Estos profesionales llevarán el flamenco a los programas educativos, ya que la Junta quiere que tenga el mayor peso en la educación andaluza, aunque la implantación será progresiva, según el consejero de Cultura, Arturo Bernal.

Hoy huele a flamenco

La pretensión -ha indicado- es su implantación en el sistema educativo en todos los niveles e impulsar en la universidad cursos y cátedras de flamencologia, mientras que el registro autonómico servirá para conocer y ordenar a los profesionales y entidades relacionadas con el flamenco.

flamenco Bien de Interés Cultural
La bailaora Lucía Álvarez «La Piñona» durante su puesta en escena del espectáculo «Insaciable» en el Teatro Central, incluido en la XXII edición de la Bienal de Flamenco de Sevilla. El flamenco será Bien de Interés Cultural. EFE /José Manuel Vidal/Archivo.

La ley, que incluye un Plan Estratégico, contempla la inscripción del flamenco como BIC por ser una forma de expresión singular y relevante en la cultura del pueblo andaluz, y se declarará el 16 de noviembre como Día del Flamenco en la comunidad.

Asimismo, el Consejo Asesor del Flamenco se utilizará como foro de participación y contará con un reglamento para su desarrollo cuando se apruebe definitivamente la ley.

En la elaboración del proyecto han participado asociaciones, federaciones de peñas, cátedras de flamencología, fundaciones, sindicatos y empresarios, además de otras administraciones, ha subrayado el consejero, que ha compuesto una copla, ‘Hoy huele a flamenco’, que no llegó a cantar, pero que recitó.

«Hoy, la iglesia del Hospital de las Cinco Llagas no huele a iglesia. No huele a muros antiguos ni a confesiones viejas. Y no huele ni a la cera de los candelabros ni tampoco a flores frescas. Hoy, la iglesia del Parlamento huele a Andalucía. Hoy huele a flamenco», ha entonado.

Una copia de la ley anterior

El socialista Rafael Recio ha destacado el empuje institucional al flamenco del Parlamento con anteriores gobiernos del PSOE-A y, tras asegurar que el proyecto de ley es «pragmático» en la forma, ha destacado que el flamenco ya ha sido impulsado en el ámbito universitario y de la investigación, al igual que la declaración del 16 de noviembre como Día del Flamenco.

flamenco Bien de Interés Cultural
Representación de la obra «El maleficio de la mariposa», de Federico García Lorca, a cargo del Ballet Flamenco de Andalucía en la 37 edición del Festival de Teatro y Danza Castillo de Niebla, en Huelva. El flamenco será Bien de Interés Cultural EFE/Julián Pérez/Archivo

«La ley es una copia de lo anterior, viene sin memoria económica y los recursos que había para el flamenco desaparecieron la pasada legislatura», ha criticado.

De «histórico día» ha calificado la popular Pilar Pintor, el comienzo de la tramitación de una ley que nace del consenso del sector del flamenco y ha rechazado las opiniones ofrecidas por el PSOE.

Antonio Sevilla (Vox) ha abogado por proteger y reconocer el flamenco, del que ha dicho que ha existido y existirá «sin esta ley» y ha sostenido que «no es patrimonio exclusivo de los andaluces sino de todos» los españoles y de la humanidad, por lo que ha defendido una norma nacional.

Por Andalucía ha pedido que la futura ley no sea el punto final sino el principio para terminar con la política «errática» sobre el flamenco en Andalucía, políticas que han descuidado a las peñas de los que han hecho grande el flamenco, ha indicado su portavoz Inma Nieto, que ha pedido aprovechar la norma para darle la vuelta a la situación y dedicar los recursos adecuados. EFE