Huelga indefinida en la vid de Jerez

Jerez de la Frontera (Cádiz), (EFEAGRO).- Los sindicatos del sector de la vid en el Marco de Jerez han convocado una huelga indefinida tras la ruptura de las negociaciones que la comisión negociadora del convenio de la vid y la patronal bodeguera Fedejerez han estado manteniendo estos últimos días en el Sercla de Jerez.

La huelga indefinida comenzaría a partir del próximo miércoles 5 de octubre y una vez que se cumplan los plazos establecidos por la ley para llevar a cabo esta nueva convocatoria de paros en el sector.

Antonio Montoro, secretario de FICA-UGT en Cádiz, ha denunciado la actitud «vergonzosa» de Fedejerez durante las negociaciones, y ha calificado de «despropósito» que la patronal se haya negado a aceptar que el Sercla ponga sobre la mesa una propuesta para alcanzar «una mediación entre las partes».

Huelga que no repercuta en los trabajadores

Para acabar con esta situación, Montoro ha dejado claro que es importante que la patronal acepte su propuesta y que la huelga de cuatro días que está teniendo lugar esta semana no repercuta en los trabajadores.

Un viñedo de uvas Ortega, llamadas así en honor del pensador español José Ortega y Gasset, durante la cosecha en el viñedo ‘Bacchushof’ de Dexheim, Hesse, Alemania. EFE/Arne Dedert/Archivo

En este contexto, la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, ha pedido que se retome el diálogo ya que la huelga indefinida «no es deseable para nada ni para nadie» y se ha mostrado confiada de que «todavía» se pueda alcanzar un acuerdo entre patronal y sindicatos.

Sánchez ha esperado que los bodegueros «estudien y analicen» la propuesta del Sercla, que es «una propuesta de mediación: ni lo que piden unos ni lo que piden otros» a la que Enos podemos agarrar para saber que esto no está terminado y se puede seguir hablando», ha dicho en declaraciones a los periodistas.

Huelga prevista hasta el viernes

Para la alcaldesa de Jerez, la industria del vino es «muy importante para la ciudad», vive «unos buenos momentos» y «todas las partes son esenciales», también los trabajadores del sector de la vid que son, según sus palabras, «parte importante del trabajo que se hace en la bodega».

Por eso ha reiterado que ambas partes lleguen a un acuerdo y «eviten el daño que sería pasar por una huelga indefinida».

Los trabajadores iniciaron el pasado lunes 26 de septiembre a las 23 horas una huelga de cuatro días que está previsto que finalice el viernes 30 a esa misma hora, y que se suma a la jornada de paro del pasado 21 de septiembre que culminó con una multitudinaria manifestación por el centro de Jerez.

La patronal habla de riesgo de ERE y ERTE

Por su lado, la patronal bodeguera Fedejerez ha advertido de que la propuesta de los sindicatos durante la negociación del convenio colectivo en el sector de la vid, que varía en un 0,5 % más a lo que ellos ofrecen en cuanto a la subida anual de los salarios, podría acarrear «riesgo de ERE y ERTE» en las bodegas e incluso el cierre de algunas de ellas.

En un comunicado ha acusado a los sindicatos de seguir «un guion definido de antemano» para convocar la huelga que vive estos días el sector de la vid en el Marco de Jerez, en la que están llamados a secundar los paros unos 1.500 trabajadores de 55 centros de producción bodegueras.

La patronal ha asegurado que ha realizado «sucesivos esfuerzos» a lo largo del proceso de negociación, llegando a ofrecer un 4 % en las tablas salariales y un 0,5 % adicional para 2021, 2022 y 2023, lo que implicaría una subida salarial del 13,5% en tres años.

«Cualquier subida superior a la ofrecida colocaría a muchas empresas, sobre todo a las pequeñas, en riesgo de ERE y ERTE, e incluso a un cierre de las mismas», ha denunciado. EFE

Edición Web: Luis Ortega