La cuenca del Guadalquivir se sitúa por debajo del nivel del 20%

Sevilla, (EFE).- La cuenca del Guadalquivir, la que abastece a más de dos tercios de Andalucía, ha bajado en la última semana sus reservas de agua en 1,3 puntos y se encuentra al 19 por ciento de su capacidad de almacenamiento, con 1.540 hectómetros cúbicos (hm3).

Según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la cuenca del Guadalquivir se encuentra muy alejada del nivel medio de 4.051 hectómetros cúbicos de reserva de agua de los últimos diez años.

También la cuenca mediterránea andaluza ha reducido ligeramente en la última semana el nivel de agua al pasar del 39 al 38 % en una semana y acumula 446 hm3 frente a los 583 de la media de diez años.

Igualmente, la cuenca del Guadalete Barbate ha pasado del 23,3 % al 23 % de su capacidad de reserva en la última semana y cuenta a día de hoy con 379 hectómetros cúbicos frente a 923 de media en diez años.

La cuenca del Tinto, Odiel y Piedras por encima del 65%

La cuenca del Tinto, Odiel y Piedras es la única que se mantiene en el 65,1 %, cuatro décimas menos que hace una semana, y es la que tiene más reservas de todas las que abastecen a Andalucía, con 149 hm3, aunque es la de menor capacidad.

Por otro lado, la Comisión para la Gestión de la Sequía de la Junta ha acordado el establecimiento de restricciones en la Demarcación de las Cuencas Mediterráneas de Andalucía que implican limitaciones tanto en el abastecimiento urbano como en el riego agrícola, medidas establecidas en el Plan Especial de la Sequía.

Entre las medidas concretas establecidas, para el Campo de Gibraltar se ha acordado mantener la declaración de excepcional sequía y la disminución de las dotaciones para abastecimiento urbano (5 %), así como para el riego agrícola, que se limita a un volumen máximo de cuatro hectómetros cúbicos.

Por su parte, en el sistema Guadalhorce-Limonero, se ha decidido mantener medidas orientadas a conseguir una reducción del 5 % al abastecimiento mientras que, para el riego agrícola, se dotará con un volumen máximo de 39 hectómetros cúbicos.

Se mantiene la reducción del 20% para consumo humano

El sistema Viñuela-Axarquía, por su parte, permanece en situación de emergencia con el embalse al 10% de su capacidad.

Ante esta situación, la Comisión ha aprobado mantener la reducción del 20 % al abastecimiento humano, con un máximo de 200 litros por habitante y día, mientras para el uso agrario, debido al estado del embalse, se ha aprobado la imposibilidad de dotarlo de agua mientras la situación persista.

Esta situación se beneficiará de los cuatro tratamientos terciarios ejecutados (dos en Torrox, uno Vélez Málaga y otro en el Rincón de la Victoria) por el Ejecutivo andaluz en virtud del primer decreto de sequía.

Del mismo modo, la Comisión ha informado sobre la existencia de una quinta actuación de regeneración en ejecución y que finalizará a finales de año.

Obras de emergencia

Estos cinco tratamientos terciarios dotarán al uso agrario de la Axarquía de un total de 12 hectómetros cúbicos, aunque adicionalmente se continúa trabajando en la adjudicación de la obra de conexión del terciario del Rincón de la Victoria con el sector 8 del Plan Guaro.

En cuanto al sistema Benínar, la Comisión de Gestión ha acordado que se mantenga la situación de excepcional de sequía declarada en marzo de 2022.

Al igual que en el sistema Viñuela-Axarquía, la pasada semana fueron declaradas de emergencia las obras de los tratamientos terciarios de Roquetas y El Ejido, que permitirán generar hasta 17 hectómetros cúbicos para el próximo verano.

En lo que se refiere al sistema de Cuevas de Almanzora, donde el principal indicador es el trasvase Negratín-Almanzora, la Comisión ha llegado al acuerdo de mantenerlo cerrado y sin previsión de apertura debido a la sequía en la cuenca del Guadalquivir.

Además, se mantiene la declaración de situación de excepcional sequía de octubre de 2021. En este sistema sigue la producción de agua desalada a su máxima capacidad y la obra de emergencia del primer decreto de sequía para la mejora de la garantía de abastecimiento en el Valle del Almanzora, cuya finalización está prevista para final de año. EFE

Edición Web: Luis Ortega