La fiesta rave ilegal de La Peza (Granada) se prolongará hasta este martes

Granada, (EFE).- La fiesta rave ilegal que desde el pasado 30 de diciembre reúne a cerca de 1.500 personas en La Peza (Granada) se mantendrá hasta este martes sin que se hayan registrado incidentes de consideración y bajo un estricto control policial.

Según han informado a EFE fuentes de la Guardia Civil, los organizadores de esta fiesta que carece de permisos han anunciado que la música y otras actividades se extenderán hasta este martes.

Las mismas fuentes han precisado que la pasada noche y esta madrugada han transcurrido sin incidentes más allá de las molestias de la música y el bullicio de personas concentradas.

Esta fiesta, que se celebra en unos terrenos rústicos propiedad del Ayuntamiento de La Peza, concentra a más de 1.500 personas, según la estimaciones del Consistorio y de la Guardia Civil.

El Ayuntamiento de La Peza ha denunciado la fiesta, que carece de autorización, y que ha generado ruidos y molestias perceptibles a varios kilómetros de distancia.

Sin incidentes pero molestias a los vecinos

Su alcalde, Fernando Álvarez, ha explicado a EFE que la fiesta continúa sin incidentes, aunque con las molestias que sufren los vecinos que tienen restricciones para circular y tienen que pasar controles para llegar a sus viviendas.

Álvarez ha confiado en que este martes empiecen a desalojar la zona para que el municipio deje de estar «en boca de todos» y ha deseado que el fin de la fiesta sea también tranquilo.

fiesta rave ilegal
Personas caminan desde el recinto donde se celebra la fiesta rave ilegal de La Peza (Granada), que desde el pasado 30 de diciembre reúne a más de un millar de personas. EFE/ Pepe Torres

Será entonces cuando el Ayuntamiento de La Peza pueda analizar en qué estado han quedado los terrenos de la fiesta, de titularidad municipal.

En 20 hectáreas de la zona se acababa de sembrar cebada que, según ha apuntado el alcalde, podría haberse malogrado con el paso de los vehículos y la muchedumbre de la fiesta.

Operativo con medio centenar de agentes

La Guardia Civil mantiene un operativo especial de seguridad de cerca de medio centenar de agentes que incluye desvíos y cortes de tráfico para evitar que la aglomeración de personas continúe y minimizar la afección al resto de conductores.

De momento, en la zona permanecen estacionados alrededor de 300 vehículos, la mayoría caravanas y autocaravanas.

Además, los agentes se encargan de tareas de seguridad como controles de consumo de alcohol y drogas en conductores y de venta de cualquier sustancia estupefaciente y velan por el impacto ambiental de esta fiesta en la que, tres días después, siguen concentradas unas mil personas.

Según la Guardia Civil, por motivos de seguridad y atendiendo a la gran cantidad de personas concentradas, se ha optado por no desalojar la fiesta, que se extenderá hasta este martes. EFE