La máquina que replica las palmas flamencas de estudiantes de Jerez

María José Romero I Jerez de la Frontera (Cádiz), (EFE).- Un grupo de estudiantes de 4º de la ESO del IES Almunia, en Jerez de la Frontera (Cádiz), han diseñado y construido, con materiales reciclados, una máquina que replica el sonido de las palmas flamencas.

Los estudiantes buscan ahora financiación para presentar su ingenio en Exporecerca Jove, una feria de investigación internacional que se celebrará en Barcelona en abril de 2023.

Un trabajo escolar sobre artistas flamencos fue el germen de este prototipo que sirve de homenaje a quienes tocan las palmas en los cuadros flamencos, los “invisibles” dentro de este arte jondo.

“Jerez es una ciudad muy flamenca donde muchas familias lo viven día a día pero otras lo desconocen o tienen una idea equivocada”, cuenta a EFE Kiko Moya Maleno, profesor de Música en el IES Almunia de Jerez, que decidió “acercar al alumnado esa realidad”.

Asignatura de 4º de la ESO

En el flamenco, apunta, “los protagonistas suelen ser bailaores, cantaores, e incluso guitarristas, pero quienes siguen el compás con sus palmas acaban siendo grandes invisibles”.

Por eso optó por trabajar ese aspecto en su asignatura de 4º de la ESO durante el curso pasado, enfocando su trabajo de clase en estos palmeros que “casi siempre están sobre el escenario pero muchas veces no se sabe ni sus nombres”, recuerda Moya.

El alumnado empezó entonces un trabajo de investigación en el que pudieron hablar con algunos de estos palmeros, tanto conocidos como anónimos, para finalmente hacerles “un homenaje” con esta máquina que replica sus sonidos y que desarrollaron con la ayuda de Miguel Ángel Martín, profesor de Tecnología.

Su prototipo, hecho con materiales reciclados como cartones o láminas de madera, funciona con un motor paso a paso que manda unos pulsos eléctricos al drive y hace que se mueva un eje formado por discos y levas. Estas son las que marcan el ritmo de las diez baquetas que la componen y hacen que cada una de ellas suene como las palmas por bulerías en todas sus variantes.

Certamen de Jóvenes Investigadores

“La máquina sigue perfectamente el compás”, asegura el profesor de Música, que matiza que esta creación se asemeja a “Carmen”, un instrumento musical automático de percusiones flamencas inventada por el sevillano Ignacio Rodríguez Llinares.
Aarón Reina y Cristina Fernández, junto con Isabel Silva y Pablo Flores, fueron los estudiantes que continuaron con el proyecto, diseñado en las clases de Música y Tecnología de 4º de la ESO.

PALMAS FLAMENCAS
Los alumnos Aarón Reina (d) y Cristina Fernández (2d) acompañados de los profesores de Música, Kiko Moya, y de Tecnología, Miguel Ángel Martín, del IES Almunia de Jerez de la Frontera (Cádiz) junto a la máquina que han diseñado y construido, con materiales reciclados, que replica el sonido de las palmas flamencas. EFE/Román Ríos.

Con las palmas flamencas ganaron el primer premio del Certamen de Jóvenes Investigadores, convocado por el Ateneo de Jerez y consiguieron una plaza para el Exporecerca Jove de Barcelona en 2023.

“Ponerla en marcha no ha sido fácil”, cuenta Aarón Reina, incidiendo en que “lo más costoso ha sido pasar de las partituras a la máquina e ir calibrándola constantemente”.

Tanto Aarón como Cristina siguen trabajando, asesorados por sus dos profesores, para mejorar su máquina y perfeccionar el mecanismo que le hace seguir el compás de cualquier cante flamenco.

Exporecerca Jove de Barcelona en 2023

“Queda mucho por mejorar. Queremos incluir un insonorizador para el motor, añadir las levas en 3D para que sean más precisas y un mecanismo que nos simplifique la afinación del artefacto”, enumera Cristina.

Ahora, el instituto busca financiación para asistir al Exporecerca Jove de Barcelona en 2023 y poder asumir los costes de desplazamiento y alojamiento de Aarón y Cristina y el envío de la máquina a la ciudad condal, necesarios para poder participar en esta feria de investigación internacional que puede ser un catalizador para el futuro de estos jóvenes inventores.

“No pedimos mucho, unos 600 o 700 euros”, estima Moya sobre lo que podría costar la participación de estos dos alumnos en Barcelona y por eso hace un llamamiento a entidades privadas y públicas para que les ayuden a cumplir la ilusión de representar a Jerez en una de las ferias escolares de investigación más importantes de Europa.

Moya va un paso más y no duda de las posibilidades de éxito de este prototipo. “¿Por qué no vamos a soñar con ganar?”, se pregunta.

“Jerez es una gran ciudad que le debe mucho al flamenco y el flamenco a Jerez y esta es una oportunidad para demostrar que somos la cuna del flamenco”, apunta Aarón, mientras que Cristina apostilla que los palmeros son “los invisibles del flamenco” por lo que su representación en Barcelona servirá “para darles más visibilidad e importancia en este campo”. EFE

Edición Web: Luis Ortega