La Navidad de los temporeros de la aceituna

María Tajadura I Jaén, (EFE).- El albergue habilitado en Jaén para acoger a inmigrantes que trabajan en la campaña agrícola atiende estos días a los temporeros de la aceituna de una manera especial para que puedan pasar las fechas navideñas y reciban el nuevo año de la mejor manera.

Jhon Appialh y Gallase Sarr son dos inmigrantes, de Senegal y de Ghana respectivamente, que este año han venido a la provincia de Jaén a participar en la campaña de recogida de la aceituna y que, como tantos otros, han sido acogidos en el Dispositivo de Atención a la Persona Temporera, en un Centro de Acogida Municipal, gestionado por el Ayuntamiento de Jaén.

Appiah, que desde el 2011 trabaja en la recolección de la aceituna, ha declarado: “en Jaén se está muy bien, este año he trabajado durante siete días, cuando termine me trasladaré a Almería para participar en otras campañas como la del tomate”. Además, Jhon es voluntario y ayuda a llevar alimentos del mercado a Cáritas.

Gallase Sarr llegó a España hace diez años, de Madrid se trasladó a Jaén donde se encuentra hace doce días y ha trabajado cuatro en la provincia: “Aquí he encontrado mejores condiciones que en Barcelona o Madrid donde he dormido en la calle, en un banco; en cambio aquí, comedor, cama,… La gente es muy amable”.

Cuenta que vino en patera a España y aún no ha conseguido legalizar su estancia. Su ilusión es volver a Senegal, donde le esperan sus tres hijos a los que les manda dinero.

Flujo continuo de transeúntes

Gallase y Jhon son dos de los 20 inmigrantes, que en estas fechas son atendidos en este centro, ubicado en la carretera de Granada, abierto todo el año y que cuenta con 170 plazas y trece trabajadores, un número que se ve ampliado durante la campaña hasta 26, entre cocina, limpieza, dos o tres en monitores en cada turno y vigilantes.

temporeros de la aceituna
La gerente del Patronato de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Jaén, María Dolores Jiménez (2d), conversa con trabajadores del turno de día del Centro de Acogida Municipal habilitado para acoger a inmigrantes de la aceituna. EFE/José Manuel Pedrosa.

Durante el año hay un flujo continuo de transeúntes que se mueven por España, con épocas muy flojas, como el verano con tres o cuatro personas, y otras en que aumenta el paso de personas durante la campaña oleícola, por eso se hace necesario abrir un dispositivo especial para temporeros desde noviembre hasta el 31 de enero.

Jaén es punto de llegada y de partida de temporeros de la aceituna y otros, un nudo de comunicación para salir a otras zonas de la provincia, por lo que a finales de noviembre suele venir mucha gente y luego en enero hay otro repunte de personas que vienen a Jaén.

“El protocolo establece que el temporero puede estar cuatro noches, pero tienen excepcionalidad, que se aplica como bajas temperaturas, cuando están enfermos o cuando no disponen de medio de transporte” señala Lola Jiménez, gerente del Patronato de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Jaén, que ha subrayado que “en esta época intentamos que nadie duerma en la calle, si la Policía los ve en la calle los lleva al dispositivo”.

Siempre un plato caliente

Así, esté año han puesto en funcionamiento el Programa de Alojamiento Alternativo Temporero, un dormitorio independiente con 18 plazas habilitadas, puesto a disposición de los empresarios que tiene olivar en Jaén capital y que pueden solicitarlo al Patronato de Asuntos Sociales durante todo el tiempo que estén trabajando.

A este programa se ha acogido Jhon que ha explicado que de su sueldo el empresario detrae una cantidad, 8 euros por noche con desayuno y cena incluida, para que pueda estar en el dispositivo 15 días prorrogables.

Cuando los temporeros entran al dispositivo las primeras personas que les atienden son los monitores, cuya función es acogerlos, acompañarlos y asesorarlos. Se trata de “ver qué necesidades tienen, porque a veces son sanitarias o de búsqueda de empleo; les facilitamos el acercamiento al empresariado, aunque la mayoría son repetidores y vienen con el contacto del empresario de años anteriores” ha indicado Ana Arroyo, monitora del Centro.

temporeros de la aceituna
Jhon Appiah de Ghana, en el Centro de Acogida Municipal gestionado por el Ayuntamiento de Jaén, es un temporero inmigrante que este año ha venido a la provincia jiennense a participar en la campaña de recogida de la aceituna. EFE/José Manuel Pedrosa.

Un servicio esencial es el de cocina, abierto durante todo el año, atendido por cuatro profesionales, divididos en dos turnos, dos de mañana y dos de tarde, que también se ve incrementado durante estos días, ya que cuando se abrió en noviembre se acercaban más de cien personas al día.

Punto de información

La responsable de cocina del centro, Lourdes García, ha detallado que ofrecen todos los días desayuno, comida y cena y cuando está completo el dispositivo se establecen turnos para no colapsar el servicio, aunque ahora por estas fechas ha disminuido mucho el número de usuarios. “Hay mucha rotación, actualmente 20 personas, procuramos que todos tengan su plato de comida calentito” ha indicado García.

A las 8:30 horas comienzan a servir los desayunos que constan de un café con leche o colacao y pan con “aceite de oliva, es nuestra tierra y tenemos que promocionar nuestro oro líquido”, con azúcar y galletas, ha indicado.

La comida, a las 13:00 horas, es un plato único que pueden repetir y el menú es variable, ya que “cuando elaboramos los menús tenemos que tener en cuenta que la mayoría son marroquíes y no comen mucha carne” y alrededor de las 19:30 comienza la cena. “Hoy toca fideos con pescado, otras noches les preparamos arroz con pollo o caldereta de cordero, con postre, pan y agua”, ha explicado.

Para fin de año tienen previsto una cena especial: bacalao encebollado, “típico de nuestra tierra, con su tomatito y verdura,” un poste especial, dátiles, frutos secos y refrescos, según la responsable de cocina.

Otro de los recursos para los temporeros de la aceituna que vienen durante estas fechas a la provincia de Jaén a buscar trabajo en un tajo es el Punto de Información ubicado en la Estación de Autobuses, abierto hasta el 14 de enero, destinado a ofrecer todo tipo de información.

De Jaén hasta Almería

“Las dudas más frecuentes son dónde pueden encontrar trabajo, porque hay muchos ‘jefes’ -como ellos los llaman- que van a buscarlos a la Estación de Autobuses de Jaén”, ha señalado la mediadora Rosario Hernández sobre los temporeros de la aceituna.

El perfil de los que se acercan al Punto son extranjeros que no saben hablar bien español, magrebíes, argelinos, de Mali sobre todo este año, o senegaleses. “Este año hay menos gente porque entre ellos se van comunicando que la campaña es muy corta”, ha añadido.

Tras su estancia como temporeros de la aceituna en Jaén, el próximo destino de Jhon y Gallase serás Almería para trabajar en otras campañas agrícolas. EFE