La temporada de caza mayor, entre la sequía y el calor

Córdoba, (EFE).- La temporada de caza mayor y monterías comienza este sábado marcada por la situación de la sequía, las altas temperaturas y una «imparable expansión del jabalí», tanto a nivel territorial como de número, según el análisis de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Córdoba.

Frente a este crecimiento, otras especies, como el ciervo o el gamo, se presentan para esta temporada ligeramente inferiores a los de la pasada, ya que esta caza se fragua, principalmente, con la disponibilidad de alimento en el otoño, más que en la primavera, según ha precisado este viernes la patronal agraria.

Respecto al jabalí, Asaja recuerda que da comienzo la temporada de caza en plena declaración de emergencia cinegética para esta especie, por los problemas que suele causar, a nivel de daños sobre la agricultura, accidentes de tráfico o daños de naturaleza sanitaria sobre la cabaña ganadera, entre otros.

Toda la provincia de Córdoba se encuentra declarada en emergencia por esta especie, de ahí la importancia, y la necesidad de cazarla, subraya la organización agraria, para reducir adecuadamente sus poblaciones.

En el caso concreto del jabalí, una vez acabe la temporada de caza, el 12 de febrero, podrán realizar una batida de gestión más, o una cacería ‘en mano’, hasta el día 15 de marzo.

Se pretende con ello poder cazar el jabalí de la forma más intensa posible, para limitar su expansión. EFE

Edición Web: Luis Ortega