La transformación del Martín Carpena en villa del tenis mundial

Alberto Fuentes I Málaga (EFE).- El Palacio de los Deportes José María Martín Carpena ya está listo para acoger la fase final de la Copa Davis desde este martes y hasta el domingo.

Para ello, unas cinco mil personas han estado involucradas en la metamorfosis del entorno del pabellón, por donde se espera que pasen unos diez mil aficionados cada día.

La organización calcula que alrededor de sesenta mil personas, una gran parte procedentes de países extranjeros, pasen por Málaga en esta fase final.

Ante un evento tan multitudinario, la ciudad está “muy preparada”, cuenta a EFE Ramón Bigordà, director de operaciones de la Copa Davis, que destaca a esos aproximadamente cinco mil empleados que han participado en el proceso o seguirán haciéndolo durante estos días de competición.

Cambios en el interior


En primer lugar, se ha transformado el interior del recinto deportivo, sede de los partidos como local del Unicaja de baloncesto y que ahora albergará todos los encuentros de cuartos, semifinales y final de la Copa Davis.

El Martín Carpena se ha remodelado para la fase final de la Copa Davis. EFE/Jorge Zapata

Se han instalado luces led, grandes altavoces, focos especiales para la iluminación de la pista y grada y se han levantado dos palcos en las zonas norte y sur, por lo que el aforo será para diez mil espectadores.

“Hemos ido siempre a buen ritmo, en calendario de montaje”, cuenta Bigordà, que cuando se supo que se hacía en Málaga ya empezaron «a organizarlo todo» porque tenían «el tiempo justo» después de que esta fase final del torneo se gestara en cuatro meses.

“El año que viene, al ser también aquí, jugamos con ventaja para saber qué podremos mejorar”, añade el director de operaciones, aunque lo realmente complejo no ha sido la pista interior, sino todos los espacios exteriores creados desde cero.

Cuatro puntos extra


Además de la pista central y el interior del pabellón, la zona exterior se distribuye en cuatro espacios.

El más multitudinario será la zona para aficionados, en la explanada del Paseo de las Estrellas, frente al Martín Carpena.

Estará llenas de casetas con productos oficiales, exposiciones de las marcas y patrocinadores, zona de alimentación, un escenario y toda la gran explanada al aire libre.

Desde la organización del torneo prevén que cada día de esta fase final pasen unas diez mil personas de media, con o sin entrada.

En segundo lugar, habrá una carpa VIP situada en el aparcamiento del cercano estadio de atletismo Ciudad de Málaga, donde solo podrán entrar los que tengan este tipo de entrada más exclusiva, con zona de restauración para patrocinadores.

Zonas exclusivas


También está en un lateral del Martín Carpena el centro internacional de prensa, otra instalación exclusiva, en este caso para los medios de comunicación con derechos adquiridos para la transmisión televisiva.

En la cuarta zona, en otro lateral de pabellón, se ha levantado una carpa arqueada color negro “en forma de iglú”, donde están las dos pistas de entrenamiento, con entrada y uso exclusivo para los jugadores y cuerpo técnico de cada equipo.

En esta localización se aprecia, por tanto, una villa que, como valor añadido, está conectada de manera directa con el Martín Carpena, para que los protagonistas de la raqueta accedan directamente.

También hay que añadir que tiene una zona común de descanso y un conjunto de casetas separadas con ocho restaurantes, uno para cada equipo.

“Toda va muy encajado”, explica Bigordà, pues hay zonas del interior del Carpena, como el gimnasio u otras, que se han reconvertido en zonas para la prensa o restaurantes.

“El Carpena estaba muy preparado para algo así”, precisa el director de operaciones de la Davis, por lo que las mejores selecciones del mundo del tenis y los aficionados podrán disfrutar de un evento de relevancia internacional en el epicentro de la Costa del Sol y con todas las garantías en cuanto a infraestructuras. EFE
Edición Web: Violeta Gil