Los participantes en fiesta rave de La Peza prosiguen su paulatino desalojo

Granada, (EFE).- Las personas que desde el pasado 30 de diciembre y hasta este miércoles han participado en la fiesta rave ilegal en terrenos municipales de La Peza (Granada) prosiguen en las últimas horas con el desalojo de la zona, donde la Guardia Civil mantiene controles de salida.

Un portavoz del instituto armado ha informado este jueves a EFE de que la situación se encuentra «tranquila» y que el abandono del entorno, donde ya no hay música y se han desmontado los escenarios instalados, está siendo paulatino.

La Guardia Civil mantiene distintos controles policiales en las vías de desalojo para comprobar que quienes abandonan la fiesta reúnen las condiciones para poder circular en sus vehículos y no poner en peligro a otros usuarios.

Hasta 4.000 personas en la fiesta rave

En el entorno que ha acogido la celebración de seis días, donde se han a contabilizado hasta unas 4.000 personas, continúan furgonetas y caravanas, según ha detallado la Guardia Civil, que en las últimas horas no ha tenido que practicar nuevas detenciones.

Hasta el momento, se han arrestado a cuatro personas por atentado a la autoridad y tráfico de drogas.

fiesta rave La Peza
Los asistentes a la «Rave» de La Peza empiezan a desmontar la fiesta ilegal mientras la Guardia Civil refuerza los controles para forzar la marcha de los asistentes. EFE/Miguel Ángel Molina

Por su parte, el alcalde de La Peza, Fernando Álvarez, ha confirmado a EFE que en la zona, ubicada a unos dos kilómetros del núcleo urbano, no hay música desde antes del mediodía de ayer y que toda la infraestructura de los escenarios ha sido desmontada.

«La situación ya no tiene nada que ver con la de días anteriores. Hay bastante menos gente, sin vehículos en los arcenes de las vías de acceso, y la salida es constante», ha señalado el regidor, quien tiene previsto visitar la zona junto a técnicos medioambientales para estudiar posibles daños y analizar cómo ha quedado el paraje.

Aunque existen opiniones de todo tipo, Álvarez ha confirmado que las principales molestias resaltadas en el propio pueblo han sido las dificultades de movilidad que ha generado la fiesta rave entre los vecinos que estos días querían entrar o salir del municipio. EFE