Moreno Jurado: «El abandono de las lenguas clásicas nos aleja del Humanismo»

Alfredo Valenzuela I Sevilla, (EFE).- El helenista José Antonio Moreno Jurado (Sevilla, 1946) lamenta a Efe la «lenta desaparición de las lenguas clásicas» que «nos aleja de la razón como eje de nuestro comportamiento».

Pero «al mismo tiempo, de la preocupación por el ser humano, por el hombre en todos sus aspectos, frente a sí mismo y frente a los otros, que es el fondo del verdadero Humanismo».

Moreno Jurado es miembro de Honor de la Sociedad de Escritores de Tesalónica y del Grupo de Literatura y Crítica de Chipre, además de correspondiente de la Sociedad de Escritores Griegos de Atenas.

Señala a Efe, sobre el alejamiento de las lenguas clásicas de los planes de estudio, que «lenta e imperceptiblemente las abandonamos para someternos a las máquinas que piensan por nosotros».

No parecen necesarios el razonamiento y la conducta

«Ya no parecen necesarios el razonamiento y la conducta, sino la utilidad de las acciones y el beneficio de la máquina», lamenta el profesor.

Además de ejercer en la Universidad de Sevilla, durante decenios es catedrático de instituto, También traduce buena parte de la poesía griega contemporánea, medieval y clásica.

El helenista José Antonio Moreno Jurado (Sevilla, 1946) durante una entrevista con EFE ha dicho que «la lenta desaparición de las lenguas clásicas nos aleja de la razón». EFE/ Raúl Caro.

También poeta y crítico, Moreno Jurado acaba de publicar «Cartas a Stelios» (Mixtura) una selección de su correspondencia con el poeta griego Stelios Karayanis, de la que ha efectuado una selección, a la que se debe su subtítulo: «Sobre la estupidez».

Un libro, señala su autor, sobre «la estupidez de la vida misma, basada siempre en la transformación del ser, desde el nacimiento hasta la muerte de todo lo vivo».

Las fórmulas de Montaigne

«Desde la estupidez de la desaparición del individuo, del yo, idéntica a la desaparición de un animal, de un árbol o de una estrella, hasta la estupidez de los comportamientos humanos».

«No se trata de un ensayo monográfico como lo entendemos, sino de una serie de pensamientos, de desastres o contradicciones filosóficas, de situaciones y de anécdotas que siempre me preocuparon».

Por eso, más que a un ensayo, el libro «se acerca a las fórmulas de Montaigne», explica.

Sobre la lectura de los clásicos dice que es algo que «requiere esfuerzo, comprensión de lo que se lee y asimilación de las ideas y las conductas». Y no se refiere «sólo a los conocidísimos Platón o Aristóteles que fueron aprovechados en su momento incluso por las religiones».

«Plutarco, casi desconocido hoy, nos enseña tipos de conductas y de razonamientos tanto personales como sociales y políticos que tienen ahora una vigencia extraordinaria».

Traductor al griego de las «Rimas» de Gustavo Adolfo Bécquer, lo era al español de Odysseas Elytis cuando le concedieron el Premio Nobel y, al tratarlo personalmente, descubre en el poeta griego «su amor por la tradición milenaria y por el Egeo».

Dirige la colección ‘El Árbol de la luz’

También recuerda cómo al ser invitado por el Gobierno español, Elytis visitó Sevilla, Huelva y Granada y pidió que Moreno Jurado lo acompañara y cómo -ha evocado- «ante la lápida de la tumba de Juan Ramón en Moguer me miró de repente y dijo: ‘Tan pocas palabras para quien escribió tanto'».

Mientras que en las balaustradas de La Rábida, con las rías al fondo, se quedó sorprendido y afirmó: ‘Este es el cielo de Grecia, el azul de Grecia’”.

Moreno Jurado también tradujo a Yorgos Seferis y autores de las dos generaciones de postguerra. Edita antologías de poesía griega contemporánea.

Con filólogos griegos ha sostenido polémicas por afirmar que el griego clásico y actual, «en esencia, son la misma lengua, pero que ha sufrido los cambios de su propia evolución».

En Sevilla, Moreno Jurado dirige la colección ‘El Árbol de la luz'(Padilla Libros). Supera los 25 volúmenes de poetas griegos contemporáneos y en breve saldrá en Atenas su libro «Fedro», en traducción de Vasilis Laliotis. EFE

Edición Web: Luis Ortega