Nacho Dean: «El pulmón del planeta es el océano y lo estamos asfixiando»

María Alonso I Málaga, (EFE).- El naturalista y explorador Nacho Dean, la primera persona en unir los cinco continentes a nado y el organizador de la iniciativa que está recorriendo las costas españolas para documentar la basura y la contaminación marina, asegura que «el pulmón del planeta es el océano y lo estamos asfixiando».

Según explica Dean (Málaga, 1980) en una entrevista con EFE, aunque está muy extendido entre la población pensar que los bosques son los principales oxigenadores de nuestro planeta, realmente lo son los océanos, ya que emiten más oxígeno a la atmósfera -entre el 50 y el 85 % del que se libera cada año lo produce el fitoplancton-, capturan más CO2 y son los primeros reguladores de temperatura.

El naturalista afirma que cada año se vierten 8 millones de toneladas de plásticos al mar, pero las investigaciones sobre la contaminación que producen estos residuos, junto con los microplásticos, empezaron hace muy poco tiempo -en 2018- y no hay mucha información ni protocolos unificados.

Por esta razón ha creado «La España Azul», una iniciativa por la que está recorriendo en un barco de vela las costas españolas y portuguesas para documentar los fondos oceánicos y conseguir que al menos el 30 % de ellos se declaren Parques Naturales Marinos y Áreas Marinas Protegidas.

Mapa de basura marina

El divulgador cuenta que también pretende trazar junto con su equipo el primer mapa de la basura marina que hay en las costas del país y despertar la conciencia social sobre lo importante que es para el planeta preservar la salud de los mares y océanos.

nacho dean
Ignacio Dean, malagueño de 35 años, a su llegada al kilometro cero la Puerta del Sol, punto del que partió para intentar dar la vuelta al mundo a pie durante tres años. EFE/Fernando Villar/Archivo

«La mayoría de la gente no es consciente de la cantidad de plásticos que nos rodea y la importancia que tiene que hayan pasado a la cadena trófica», comenta Dean, que explica que los peces se alimentan de los microplásticos que hay en el mar y que, cuando el ser humano come ese pescado, estas sustancias pasan también a las personas y son perjudiciales para la salud.

Travesía de 10 meses

La travesía que lidera Nacho Dean durará 10 meses y, para llevar a cabo los análisis marinos, el equipo formado también por la investigadora marina Carmen Morales, un asesor náutico y un grupo de cuatro comunicadores, lleva una red manta con la que toman muestras a nivel superficial y una multisonda portátil con la que miden otros parámetros como la temperatura del agua, el porcentaje de oxígeno o la salinidad.

Según explica el naturalista, también analizarán los niveles de contaminación, la pérdida de biodiversidad, la sobreexplotación pesquera, la subida del nivel del mar, el impacto de las construcciones o el turismo y mandarán sus muestras a la Universidad de Cádiz, donde las analizarán.

La expedición comenzó el 7 de septiembre en Hendaya (sur de Francia) y continuará por el litoral cantábrico (País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia), descenderá por el Atlántico hasta Canarias, regresará por las costa andaluzas, Murcia, baleares, la Comunidad Valenciana y finalizará en Blanes (Cataluña), en principio, en junio de 2023.

Divulgación para niños y escuelas

El equipo de investigadores ha seleccionado en cada una de las comunidades autónomas tres lugares en los que pararán para tomar muestras: una ciudad o pueblo, una desembocadura de un río y alguna zona prístina o protegida, como los parques naturales, comenta Dean.

En algunas de las ciudades harán actividades como recogida de basura en las playas u otras de divulgación para niños y centros educativos.

nacho dean
El malagueño Nacho Dean alza sus manos con el símbolo de la victoria, tras regresar de su proyecto de dar la vuelta al mundo a pie durante tres años y haber sido «embajador de Málaga en 31 países» a lo largo de su aventura. EFE/Jorge Zapata/Archivo

Respecto al mes que llevan de travesía -acaban de finalizar la etapa del País Vasco y van rumbo a Cantabria- el naturalista cuenta que lo que más le ha llamado la atención ha sido descubrir la cantidad de vida que hay en el mar.

«Cuando miramos el mar, vemos una masa de agua azul, y es imposible imaginar la cantidad de partículas, de vida, que te encuentras en una sola muestra… El mar es una sopa de vida», explica.

La travesía de «La España Azul» ha comenzado después de que el pasado 26 de agosto los líderes de las Naciones Unidas se reunieran para redactar el Tratado Global de los Océanos.

Una acción global

Sin embargo, debido a la falta de acuerdo del foro político formado por 50 miembros -entre ellos, España-, no se logró llegar al pacto que pretendía que el 30% de la superficie de alta mar o aguas internacionales estuviera protegida en 2030.

«Es necesaria una acción global», indica Nacho Dean, quien explica que aunque los consumidores tienen una gran capacidad de impacto en el entorno -si no se utilizan, por ejemplo, plásticos de un solo uso- los Gobiernos tienen que cambiar las leyes para lograr que se no se continúe contaminando el mar.

«No podemos estar limpiando las playas constantemente, lo que hay que hacer es cerrar el grifo y producir menos plástico», asegura el explorador, que fue también el primer español en dar la vuelta al mundo caminando.

Los resultados de la iniciativa de Dean -que cuenta con los apoyos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el Instituto Español de Oceanografía, el CSIC o la Agencia Espacial Europea- se darán a conocer una vez que la Universidad de Cádiz termine de analizar todas las muestras, en principio, a partir de junio de 2023. EFE

Edición Web: Luis Ortega