Noche de Halloween con 18 menores detenidos en Sevilla por agresión

Sevilla, (EFE).- La Policía Nacional de Sevilla ha detenido a 18 menores de edad por agredir durante la noche a todas las personas que encontraban celebrando la noche de Halloween en el recinto de la Feria de Abril, a donde accedieron vestidos de negro y con los rostros tapados.

«En cuestión de minutos les agredieron y les robaron lo que pudieron, ha dicho a EFE el padre de uno de los heridos, Luis, que sufre fracturas en la nariz y la muñeca izquierda, y se encontraba «con sus amigos en la calle, cuando, de pronto, se abalanzaron sobre ellos y les golpearon».

Asegura que los agresores «no tenían más motivación que la propia agresión». También que algunos chicos sufren heridas peores que su hijo, que será operado en unos días para corregirle la fractura nasal.

Ha señalado que, aunque llevaban las caras cubiertas, «son conocidos en el barrio» y no es la primera vez que hacen algo así.

Según han confirmado fuentes policiales, se recibieron varias llamadas de vecinos de distintas calles de la barriada de Los Remedios que alertaban de que varias personas, en apariencia jóvenes, habían accedido al recinto ferial y había comenzado a agredir a todo aquel que estaba celebrando un botellón.

Como consecuencia de las agresiones, diez jóvenes salen heridos, de los que a dos se les atiende en un centro hospitalario.

Siete establecimientos precintados

Las llamadas en la noche de Halloween se sucedieron desde distintas calles, como Virgen de Luján, Virgen de la Cinta o Asunción, en cuyo inicio se coloca la portada de la feria, y los alertantes indicaban que se trataba de jóvenes que usaban pasamontañas, entre otros elementos para ocultar el rostro.

El 112 ha concretado que las alertas se recibieron desde las 22.45 horas y que algunas personas avisaban de robos a menores o peleas en el recinto.

Las detenciones se han producido durante la pasada noche y a primera hora de esta mañana y a los detenidos se les han intervenido pasamontañas, cuchillos, machetes, navajas y una careta de plástico, entre otros objetos.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Sevilla ha precintado siete establecimientos de la ciudad con fiestas de Halloween por no cumplir los permisos, superar los aforos permitidos o vender bebidas a menores.

Los precintos, realizados en la noche de este lunes, se producen después de que el sábado tuvieran que ser atendidos 13 menores, dos de ellos trasladados a un hospital, por las condiciones «infrahumanas» que la sala en la que se celebraba una fiesta de ese tipo brindó «tanto a personal, asistentes como al equipo de trabajo», según denunciaron los organizadores.

Control preventivo de los locales

El Ayuntamiento de Sevilla ha explicado en una nota que los precintos de anoche se decidieron por parte de la Policía Local de Sevilla y Bomberos en coordinación con el Servicio Municipal de Medio Ambiente.

Los precintos se acordaron tras un control preventivo de los locales de la ciudad antes del inicio de las fiestas y posterior vigilancia.

En esta labor, la Línea Verde de la Policía Local impidió anoche la celebración de una fiesta anunciada en un cortijo de Pino Montano al no disponer de los permisos obligatorios y, para evitar el acceso al recinto, los agentes dispusieron de un dispositivo de información y desvío del tráfico que pretendía llegar hasta el lugar de la fiesta.

Durante la celebración de las distintas fiestas se inspeccionaron 15 actividades, con el resultado de seis precintos y desalojos, sobre todo por superar el aforo permitido o no tener licencia obligatoria, que sumaron más de 4.000 personas entre los distintos establecimientos hosteleros.

Además, se levantaron diez actas de denuncias por distintos motivos, sobre todo debido a molestias por ruidos.

El Ayuntamiento subraya que en esta labor inspectora ha sido fundamental la monitorización de las redes sociales y anuncios de todo tipo sobre la organización de fiestas.

Llamada a la responsabilidad

La documentación sobre la titularidad del local y el responsable final de la fiesta, los permisos administrativos necesarios, los aforos máximos permitidos, la legalidad de las bebidas alcohólicas o las condiciones de seguridad del local han sido las cuestiones principales analizadas.

El concejal de Gobernación, Fiestas Mayores y Área Metropolitana, Juan Carlos Cabrera, ha destacado la efectividad del dispositivo policial que se desplegó con motivo de las fiestas de la noche de Halloween y la “contundencia” con la que se actuó para, sobre todo, velar por la seguridad de los asistentes a las celebraciones.

“No obstante, quiero hacer hincapié en una reiterada llamada a la responsabilidad de los organizadores de estas fiestas y a la necesidad de que se respeten los aforos permitidos”, ha dicho el concejal. EFE

Edición Web: Luis Ortega