Teresa Rodríguez cambia el escaño por el «liderazgo de retaguardia»

Sevilla, 20 dic (EFE).- La líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, pondrá el final a sus ocho años de diputada andaluza el próximo 28 diciembre.

Aunque no abandona la política y se mantendrá como portavoz de su formación en un «liderazgo de retaguardia» por un tiempo aún sin decidir que compaginará con su puesto de profesora de secundaria.

En una rueda de prensa, en la que ha estado arropada por un numeroso grupo de dirigentes de Adelante Andalucía, la diputada andaluza ha explicado los motivos por los que deja el Parlamento autonómico.

Ha confirmado que renunciará a la cesantía (más de 8.000 euros), el paro de los parlamentarios, y que volverá a las aulas, al instituto de enseñanza secundaria en Puerto Real (Cádiz) donde tiene plaza a mediados de enero.

Rodríguez ha vinculado su decisión al cumplimiento del compromiso ético de no estar en el escaño más de ocho años, a la «coherencia», una decisión que hizo pública semanas después de que José María González ‘Kichi’, actual alcalde de Cádiz y su pareja, hiciera lo mismo.

La diputada andaluza Teresa Rodríguez deja su acta. EFE/Raúl Caro

Contra la profesionalización de la política

«La profesionalización de la política desnaturaliza la representación por la que somos elegidos y supone una burbuja que te aísla de la realidad, una burbuja de privilegios que llevan a la rutina y a perder la pasión que hay que renovar», ha esgrimido.

Convencida de que en muchas ocasiones los partidos son «empresas en las que muchos se buscan la vida», la diputada andaluza relacionado también su decisión con el «hiperliderazgo» que ejerce en su partido.

Está convencida de que su renuncia al escaño desvincula a Adelante de su figura política para «fortalecer» al colectivo.
Sin embargo, el abandono de la política parlamentaria no implica, de momento, su retirada total, ya que continuará como portavoz de Adelante Andalucía.

Liderazgo de retaguardia


Su intención es participar desde el «liderazgo de retaguardia» en las campañas de las próximas elecciones municipales y generales.

Sobre el futuro político de Adelante Andalucía, que se presentará a los comicios locales y generales, Rodríguez ha descartado que su formación pueda quedar «insertada» en Sumar, el proyecto que impulsa Yolanda Díaz, la vicepresidente segunda del Gobierno.
Ha sostenido que Por Andalucía «no es un proyecto atractivo» para Adelante Andalucía.

«Somos un partido de izquierda y andalucista, una formación transversal de obediencia andaluza que ha padecido el centralismo de izquierdas de Podemos y de IU. Tampoco compartimos la confusión que Por Andalucía genera con las distintas marcas con las que concurre a las elecciones», ha precisado Rodríguez.

La diputada andaluza ha situado como referente nacional de su formación al BNG (Bloque Nacionalista Galego).

A propósito del «centralismo» de Podemos y de su «difícil» relación con Pablo Iglesias, Teresa Rodríguez ha reconocido que se lleva «muy mal con él», pero ha sostenido que hay un «trabajo sistemático por defenestrarlo políticamente.

«Hasta los aparatos del Estado han participado en ello para defenestrarlo y evitar cualquier cambio real. Los poderes fácticos del Estado, los privilegiados del sistema han hecho ese trabajo», ha señalado. EFE

Edición web: Violeta Gil