El tramo entre Gallur y Mallén de la A-68 entra en servicio

Zaragoza (EFE).- El tramo de 10 kilómetros entre Gallur-Mallén de la A-68 ha entrado en servicio este jueves tras una inversión de 39 millones de euros. Entretanto, avanzan las obras de desdoblamiento de la N-232 en el resto del tramo, unos 5 kilómetros, hasta el semienlace de Cortes. En este punto la nueva infraestructura enlazará con la A-68, ya en servicio en Navarra.

Al acto de puesta en servicio han asistido la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, el director general de Carreteras de Mitma, Javier Herrero Lizano, el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, y el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, entre otros.

Hasta ahora se han invertido 39 millones en esta nueva infraestructura, incluyendo el tramo que continúa en obras, de los 68 que se estiman para su completa finalización. La actuación supondrá una importante mejora para la seguridad y la movilidad de sus usuarios. Conectará Zaragoza con Tudela a través de una vía de gran capacidad.

Acto de inauguración de la A68 Gallur-Mallén. EFE/ Javier Cebollada

11.000 vehículos diarios

La duplicación de la N-232 entre Gallur y Mallén es una actuación muy demandada debido a que la N-232, carretera convencional paralela a la autopista AP-68, soporta en este tramo un elevado tráfico. Son aproximadamente 11.000 vehículos diarios, el 56,2 pesados.

Según ha informado el Ministerio de Transportes, tras esta apertura se dejará de bonificar el tramo de la autopista AP-68 entre Alagón y Gallur. Esta medida se adoptó para fomentar el trasvase de pesados desde la N-232 hacia la AP-68 y así mejorar la seguridad vial.

El tramo que se pone en servicio tiene una longitud de 10 kilómetros que se inicia tras superar el enlace de Gallur Este, puesto en servicio en 2021, con el tramo Figueruelas-Gallur de la A-68. Finaliza en el enlace de Mallén Este, donde se unirá con la N-232, que continúa en obras hasta la finalización del tramo completo.

Inauguración del tramo de la A68 Gallur-Mallén, este jueves en Zaragoza. EFE/ Javier Cebollada

Con este tramo entran también en servicio el Enlace de Gallur Oeste, que permite la conexión con la carretera N-122 y la autopista AP-68 por el sur y por el norte con la carretera autonómica A-127, que se adentra en la Comarca de las Cinco Villas pasando por Gallur. También el Enlace de Mallén Este, que permite en esta primera fase de apertura los movimientos de incorporación hacia Zaragoza y da servicio a esta localidad y al polígono industrial El Zafranar.

Estos enlaces quedan conectados a su vez a través de una vía de servicio a cada lado de la autovía. Existe un paso superior que permite la conexión de ambas. Junto con estas vías de servicio entrará en funcionamiento otra entre el kilómetro 286,4 y el enlace de Gallur Oeste.

Se han construido un total de 8 estructuras (3 pasos inferiores y 5 pasos superiores) que dan continuidad al Canal de Lodosa y a tres vías pecuarias, garantizando así la permeabilidad transversal de la zona.

Reivindicación histórica

Para el presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, la puesta en servicio de estos 10 nuevos kilómetros, unida a la apertura del tramo Gallur-Figueruelas en marzo del año pasado, «supone que por fin ya casi se ha cumplido una reivindicación histórica de los municipios de la Ribera Alta del Ebro y el Campo de Borja». Ha explicado que solo faltan por desdoblar los apenas cuatro kilómetros de la N-232 que separan Mallén del límite con Navarra, que está previsto que se terminen el año que viene.

Sánchez Quero ha subrayado que el desdoblamiento de la N-232 cumple el doble objetivo de desarrollo de los municipios de la zona y la reducción de la siniestralidad de esa carretera que «tantas y tantas vidas se ha cobrado.

Por Ainhoa García. Editado por Isabel Poncela