Ixo Rai, en su despedida: los nietos bastardos de Labordeta como hace 25 años

Naiare Rodríguez Pérez

Zaragoza (EFE).- Ixo Rai, los «nietos bastardos de Labordeta», dice adiós a los escenarios este 7 de octubre en la Sala Multiusos de Zaragoza con un concierto “como los de hace 25 años”. El grupo “sigue siendo altavoz de las historias de los pueblos”, a pesar de que los que mantienen la idea de que “esta sí sea la despedida”.

Según ha explicado Jota Lanuza en una entrevista con Efe, “volver sería reorganizar la vida de once personas y volver a echar a andar”.

Sin embargo, Ixo Rai!, que no pensaba pasar a la historia con ’15 de agosto’, deja la puerta abierta “a lo que pueda pasar dentro de uno, dos o tres años” con el grupo. Una banda que hizo “conciertos grandes en lugares pequeños” y recuerda el del pasado 23 de abril en el Príncipe Felipe como el momento “más especial” con Juanito, miembro de la banda recientemente fallecido.

La tesitura de tener que cerrar

Pregunta: Se presenta este concierto como el fin del regreso de Ixo Rai!. ¿También lo ven así? Es el fin de esta nueva era…

Respuesta: En la reunión que tuvimos se habló de un concierto, el del 23 de abril. Luego nos dieron la posibilidad de seguir haciendo conciertos al ver la respuesta del público, pero esto tenía fecha de caducidad. Surgió a raíz del libro que publicó Alfonso y la enfermedad de Juanito. Ahora nos vemos en la tesitura de tener que cerrar. Durante 20 años no nos imaginamos volver a juntarnos, entonces lo que nos deparará el futuro no lo sabemos. La idea no es volver a juntarse porque implicaría volver a constituir el grupo, ensayar, grabar discos y hacer giras. Esto es difícilmente viable porque ahora tenemos nuestras vidas y trabajos fuera de la música. La ley de vida nos dice que esto ha sido como un sueño para nosotros y para la gente también ha sido un regalo. Volver sería reorganizar la vida de once personas y volver a echar a andar. La idea es que esta sí sea la despedida, aunque con la duda de lo que puede pasar dentro de un año, dos o tres.

Altavoz de las historias de los pueblos

P: ¿Cómo recibió el público su vuelta? ¿Cuál es la sensación y energía que les llega?

R: Ha sido una sorpresa porque no esperábamos tanta acogida. La gente de nuestra quinta, sí. Pero es que ha habido gente joven que no nos había visto y les habían hablado de nosotros en sus familias o pueblos. Ahora, en el mundo de las tecnologías, es más fácil saber también canciones de un grupo desaparecido aún sin tener los discos. Ha sido volver a hacer conciertos como hace 25 años. Para la gente también era volver a reencontrarse con nosotros y recuperar mensajes que se habían quedado anclados en otra época. Han vuelto a ser conciertos reivindicativos y hemos contado nuevas historias en los escenarios. Ixo Rai! sigue siendo altavoz de historias de los pueblos. Eso sí, ahora tenemos un componente emocional mucho más fuerte.

Juan Lanuza ‘Jota’ (d) y Mikel Isac (i), componentes del grupo Ixo Rai!. EFE/Javier Cebollada.

P: ¿Se les ha quedado algo pendiente como grupo?

R: Todo ha sido un regalo. Nos han dado el Premio de la Música, nos han sacado una cerveza, nos han hecho Hijos Predilectos, hemos tocado en lugares con un ambiente fantástico… Todo lo que ha llegado ha sido increíble. No podemos echar en falta nada, al revés. ¿Podíamos haber tocado en la Plaza del Pilar? Pues sí, pero no se llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento, así que vamos a tocar en la Multiusos la víspera del pregón.

Ser hijos predilectos, el colmo

P: Ya que lo nombra… ¿Cómo recibieron la noticia de ser nombrados Hijos Predilectos?

R: Con mucha sorpresa porque ya era el colmo. Estamos encantados y emocionados esperando ese día. Nos va a coger un poco resacosos porque es el día de después de nuestro concierto, pero tenemos muchas ganas.

P: Además este concierto sirve de antesala para las fiestas del regreso, un regreso como el suyo. Estarán acompañados por Amaral, la Ronda de Boltaña y los Artistas del Gremio. ¿Cómo de importante es reunise con tantos amigos de la tierra?

R: Es lo que nos pedía el cuerpo. Haces una fiesta e invitas a cenar a tus amigos y amigas. Surgió de manera natural y todas las personas que van a allí han tenido una relación con Ixo Rai!, ya sea por colaborar o por coincidir. A todos cuando se les ha pedido han estado encantados y han dicho que sí. También queríamos ofrecer al público algo distinto como despedida. Queríamos hacer una fiesta especial.

P: Si tuvieran que hacer una canción reivindicativa, ¿sobre qué hablarían?
R: Este verano ha salido el tema de los macroparques. Es una problemática que dice que lo que antes era el problema de los pantanos, ahora se ha transformado al querer hipotecar el paisaje. También hablaríamos de la monarquía o de muchas otras cosas. Como no nos hemos sentado a hacer letras, no sabría decir algo concreto.

Conciertos grandes en lugares pequeños


P: Y con un pequeño salto hacia atrás. ¿Cuál ha sido el momento más especial de estos años?

R: ¿Desde que empezamos en 1988? Uff… Fueron catorce años de muchos momentos y conciertos. Recordamos todos con mucha emoción, ya en el segundo disco, cuando empezamos a ir a pueblos muy pequeños de Aragón. Era emocionante hacer conciertos de una ciudad en un pueblo pequeño y, además, subía la autoestima de estos lugares. Hicimos conciertos grandes en lugares pequeños. El concierto más emocionante de esta nueva era fue el del 23 de abril por lo que significaba del reencuentro sin mascarillas y por lo que significó para el público. Fueron un montón de circunstancias lo que lo hicieron especial y, sobre todo, por la presencia de Juanito.

’15 de agosto’, en la eternidad

P: ¿Con qué canción les gustaría que los recordaran?
R: Cada uno del grupo te podría decir una. Yo me quedaría con ‘Carta de amor’ porque habla de los insumisos presos y para Miguel, por ejemplo, sería ‘El país’. Para otros, como el público, sería ’15 de agosto’… No pensábamos pasar a la historia por ’15 de agosto’, no sabíamos que se iba a quedar en la eternidad. La gente la ha hecho suya y es un orgullo.

P: ¿Y con qué autor o cantante han compartido escenario y es para ustedes un referente?

R: Sin duda te diría Labordeta. Coincidir con él esos años, tanto personal como musicalmente, fue increíble. Antes de conocerlo, cuando creamos el grupo, ya era un referente para los aragoneses y para los que trabajamos la música popular en Aragón. Después coincidimos con él en el camino y fue un lujo compartir viajes, mesa y escenario. Sin duda nos ha marcado porque ha sido la idiosincrasia del grupo. Éramos como los nietos bastardos de Labordeta, con su espíritu y con un cambio en la puesta de escena.

Editado por Isabel Poncela