Lambán ve ahora «razonable» abrir el debate fiscal para modificar impuestos

Los presidentes de Aragón y Valencia, Javier Lambán y Ximo Puig, participan en un foro de impulso al corredor Cantábrico-Mediterráneo. EFE/Tony Galán

Zaragoza (EFE).- El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha considerado que ahora podría ser un momento «razonable» para abordar la revisión de la fiscalidad en la comunidad y modificar impuestos. Razonable por el actual contexto económico, tras la pandemia de la covid-19 y en un momento de alta inflación.

Lambán ha hecho este anuncio sobre la revisión fiscal a pesar de que en el pacto de legislatura con CHA, PAR y Podemos-Equo se acordó mantener estables los impuestos.

Ronda de contactos

Ha adelantado que el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, ya ha iniciado un ronda de contactos orientados a alcanzar acuerdos sobre esta cuestión. No obstante, Lambán ha asegurado que cualquier cambio que se pueda producir tendrá que ser de acuerdo con los partidos que forman el actual gobierno».

Lambán se ha pronunciado de esta forma cuando ha sido preguntado por las políticas que en materia de impuestos están adoptando algunas regiones, como Valencia. Allí, el presidente, Ximo Puig, ha anunciado medidas fiscales que beneficiarán al 97 % de los contribuyentes.

«Lo que hagan otras comunidades me da exactamente igual. La política fiscal no es un fin en si mismo»

«Lo que hagan otras comunidades me da exactamente igual. La política fiscal no es un fin en si mismo sino un medio al servicio de un modelo de país», ha dicho Lambán. El presidente aragonés también ha reprochado que en España se esté «empezando la casa por el tejado» en lugar de resolver primero «qué modelo de país y servicios queremos».

Servicios públicos al borde del colapso

Porque, a su juicio, con el actual sistema de financiación y el incremento de costes la prestación de los servicios públicos va a ser «inabordable». En algunos casos incluso «van a colapsar», ha vaticinado.

Para ello, Lambán considera que primero hay que resolver un problema «gravísimo», como es la financiación autonómica y qué tipo de servicios se quieren prestar y cómo se quieren financiar.

Esta financiación, ha agregado, «tiene que ser necesariamente a través de impuestos, con una imposición adecuada a las políticas de inversión y gasto, ajustada a criterios de justicia distributiva y de progresividad», lo contrario de lo que, a su juicio, se está haciendo en España.

Por M. Rosa Lorca. Editado por Isabel Poncela