Las agendas de los médicos de Atención Primaria serán totalmente públicas

Zaragoza (EFE).- Las agendas de los médicos de Atención Primaria de Aragón serán públicas y transparentes para verificar los «huecos» disponibles para las citas y evitar los posibles retrasos y distorsiones que se derivan de la falta de coordinación existente en el sistema actual de citaciones. Así lo han acordado el Departamento de Sanidad y los sindicatos médicos de Atención Primaria.

Se establecerán cupos diferenciados a distribuir a través de la aplicación Salud Informa, de llamadas telefónicas o en los mostradores de los centros de salud.

Lo ha explicado la consejera de Sanidad, Sira Repollés, tras reunirse de manera urgente con los sindicatos de Atención Primaria FASAMET y CESMAragón. Ambos solicitaron este miércoles la dimisión de la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, por afirmar que los retrasos de hasta veinte días que se producían en algunas citaciones se debían a la existencia de «huecos sin cubrir» en las agendas de los profesionales.

Repollés ha destacado que durante la reunión se ha debatido sobre el documento presentado por los sindicatos con 25 medidas para mejorar la Atención Primaria en la Comunidad. Han adquirido el compromiso de celebrar un segundo encuentro en un breve plazo de tiempo para implementar ya algunas de las propuestas.

Han acordado «transparentar» las agendas de los profesionales médicos de Atención Primaria para que todos los pacientes puedan acceder a los huecos disponibles de forma independiente al medio que empleen para su formalización de la cita, a través de la aplicación, del teléfono o de los mostradores de atención presencial.

Ha explicado que los retrasos de entre 10 y 20 días se derivan de pacientes que no encuentran hueco a través de la aplicación y se conforman con la espera planteada, sin recurrir a la llamada telefónica o a la petición presencial.

Saturación real… pero no tanto

«Debemos dar la imagen de que la saturación de los centros de salud es real, pero también de que se atiende a los pacientes en un máximo de tres días», ha subrayado la consejera. Ha añadido que cuando se detectan retrasos en determinadas agendas de profesionales se arbitran desde la administración los medios necesario para hacerles frente.

También ha planteado la posibilidad de establecer jornadas de tarde remuneradas, como complementos B, para «desahogar» aquellas agendas que se ven «excesivamente comprometidas».

Respecto al conjunto de las medidas planteadas por los sindicatos profesionales, la consejera ha destacado que la mayor parte son de carácter retributivo y las ha calificado de «sensatas y justas». Pero ha incidido en la necesidad de analizar las circunstancias en las que lleve a cabo su aplicación.

Medidas que prevén, entre otras cuestiones, retribuciones por guardias continuadas o por cobertura de vacaciones de profesionales o la redistribución de las labores administrativas a realizar por los sanitarios.

Debate a largo plazo

Repollés ha señalado que otras medidas de «mayor calado» exigirán un debate a más largo plazo. Entre ellas, la diferenciación de la situación que atraviesan los profesionales de los sanitarios que prestan servicio en zonas rurales de los que lo hacen en entornos urbanos.

Tras la reunión, la consejera ha expresado su voluntad alcanzar un pacto por la Atención Primaria con los sindicatos profesionales a fin de dar salida a todas las medidas reivindicadas por el colectivo.

Edición web: Isabel Poncela