Luis Planas destaca la fuerza de la agroalimentación en el contexto de crisis

Huesca (EFE).- El ministro de Agricultura, Luis Planas, ha destacado la fuerza exportadora del sector agrario y la agroalimentación del país, con 64.400 millones en ventas al exterior en los últimos doce meses. Y eso a pesar de la crisis derivada de la guerra de Ucrania, la inflación, los precios de los combustibles y la energía y el encarecimiento de los fertilizantes.

Planas ha hecho esta afirmación a los medios de comunicación antes de clausurar, en Binéfar (Huesca), la décima edición del Foro Somos Litera. Este foro se ha celebrado en torno al tema «Nueva geopolítica tras la pandemia y la guerra: refuerzo de la autonomía productiva».

Luis Planas conversa con el expolítico Josep Antoni Duran i Lleida durante la décima edición del Foro Somos Litera. EFE/ Javier Blasco

El ministro ha incidido en la necesidad de hacer frente a diversos retos que, a su juicio, «pasan» por la rentabilidad y por conseguir la sostenibilidad de la producción agroalimentaria.

Ha resaltado que este sector fue «esencial» durante la pandemia para el sostenimiento del país. Y ha destacado que en la actualidad es un «pilar estratégico» de la economía, en un momento en el que España «ya» vende «más al exterior» de lo que consume «en alimentos y bebidas».

Producir más con menos recursos

Uno de los retos debe orientarse a «conseguir producir más utilizando menos recursos naturales», en un contexto de cambio climático, de descenso de la pluviometría y de una problemática derivada de la sequía.

Sin embargo, ha advertido de que el «gran problema» que afecta en la actualidad a la economía es la guerra en Ucrania. A ella ha achacado la subida de los precios de los alimentos debido a su vinculación con el incremento de los costes de los combustibles y del gas.

Ha añadido además el «buen dato» hecho público hace unos días de descenso de la inflación. También ha resaltado que la labor llevada a cabo durante las últimas semanas para contener los costes de la energía «debe acabar reflejándose en el sector alimentario».

El ministro se ha referido, asimismo, a las dificultades derivadas para la producción de piensos para animales del incremento de los precios de materias primas como el maíz y el trigo. Pero ha resaltado como «buena noticia» el hecho de que desde hace dos meses la situación se ha estabilizado, con algunos costes en disminución, así como la salida de grano de tres puertos ucranianos.

La importancia de la Ley de la Cadena Alimentaria y la PAC

De «más difícil solución inmediata», ha añadido, es la situación de los fertilizantes nitrogenados, dependiente de un proceso de producción de amoniaco que se realiza a través del gas.

Planas ha destacado como elementos «básicos» para el futuro del sector la Ley de la Cadena Alimentaria, los seguros agrarios, la Política Agraria Comunitaria y las medidas implementadas por el Gobierno para hacer frente a la actual situación de crisis.

En relación a este punto se ha referido a la intervención hecha este martes en el Senado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para insistir en que con las medidas implementadas consiguieron «vencer la curva del virus y de los contagios por covid» y ahora van «a vencer la curva de la inflación».

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación Luis Planas interviene en la décima edición del Foro Somos Litera. EFE/ Javier Blasco

Planas ha incidido en el discurso del Ejecutivo al defender la puesta en marcha de medidas fiscales que prevén un «mejor reparto de las cargas entre toda la sociedad, es decir, que aquellos que más tienen deben contribuir más, y especialmente las entidades financieras y las empresas del sector energético, que están encontrando en este momento de crisis beneficios adicionales».

Mil millones en ayudas al sector

Unas medidas que, referidas a su sector, ha añadido, suponen un volumen total de 1.000 millones de euros en ayudas a agricultores, ganaderos y productores agroalimentarios en general.

Finalmente, ha dicho que Alberto Núñez Feijóo no tiene ninguna medida más que criticar al Gobierno. «Bueno -ha añadido-, sí que tiene un plan alternativo el PP y es el del Gobierno británico, que se ha venido abajo y les ha dejado sin discurso».

Por Luis Enrique Fácil. Edición web: Isabel Poncela