El presidente de Canarias, Fernando Clavijo (i), interviene en la sesión de control al Gobierno en el Parlamento de Canarias. EFE/Miguel Barreto

Clavijo advierte que Canarias no puede asumir sola toda la carga de la ruta migratoria

Santa Cruz de Tenerife (EFE).- El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, ha advertido este martes de que Canarias “no puede asumir en solitario toda la carga” de la ruta migratoria africana y ha propuesto “un frente común” en las islas para demandar que “el Estado y la Unión Europea nos escuchen y nos atiendan”.

“Es muy cómodo para la Unión Europea y para España que se quede el problema en Canarias, pero no es ni justo ni solidario”, ha advertido Clavijo en el pleno del Parlamento de Canarias, en donde ha respondido a preguntas sobre inmigración formuladas por los portavoces del grupo Mixto y de ASG.

El presidente ha demandado un único interlocutor en el ejecutivo estatal para abordar todas las situaciones relacionadas con la inmigración, porque ahora mismo el Gobierno de Canarias tiene que dirigirse a seis ministerios distintos en función del aspecto del problema que se aborde: Exteriores, Interior, Seguridad Social, Políticas Sociales, Defensa y Transportes.

Hay que sacar la inmigración del debate partidista, no así del debate político porque es la política la que debe resolver estos problemas, ha dicho Clavijo, y ha demandado a España “una respuesta contundente” y que promueva una respuesta de la Unión Europea aprovechando el semestre de presidencia comunitaria.

Clavijo ha expresado su asombro por lo que considera falta de previsión y de medios por parte del Estado para atender la crisis migratoria por el incremento en la llegada de cayucos y pateras a las costas de las islas.

“Nos preocupa, nos duele y nos asombra” la insuficiencia de medios, puesto que no es algo “sobrevenido” o que “nos coja de imprevisto” y por tanto “se podría haber planificado”, ha dicho Clavijo.

El diputado del grupo Mixto, Raúl Acosta, ha coincidido con Clavijo en la falta de previsión y se ha referido en particular a su isla, El Hierro, donde cerca de 1.500 inmigrantes han llegado en las últimas semanas, lo que genera problemas en asistencia sanitaria y en alojamiento, con las personas “hacinadas en centros improvisados”.

“No hay nadie al volante”, dijo el diputado, y el presidente corroboró en su respuesta que “no es razonable” que no se planifique un dispositivo de atención y que sena las instituciones canarias “las que tengan que soportar el peso de esa ausencia”.

Había un convenio con Cruz Roja que no se ha renovado, y no se atiende la demanda de mejoras en las condiciones laborales del personal de Salvamento Marítimo, se quejó Clavijo.

El portavoz de ASG, Casimiro Curbelo ha defendido sacar la inmigración del “debate partidario” y ha defendido que el Estado y la UE pongan todos los medios para que Canarias pueda gestionar la crisis migratoria y ha reclamado la solidaridad de otras comunidades autónomas, porque “no existe”. EFE