La biometría facial podría eliminar la tarjeta embarque entre Gran Canaria y Tenerife Norte

San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria) (EFE).- Los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife Norte contarán el próximo año, según las previsiones de Binter, con biometría facial para la identificación de pasajeros, de forma que el control y embarque se podrá hacer sin necesidad de presentar DNI o tarjeta de embarque en formato físico.

El gerente de Atlantis Technology y director de sistemas del grupo Binter, Héctor Reboso, ha hecho este avance durante la ponencia «Avances Tecnológicos en aviación. Biometría y geolocalización de equipos», en el segundo día de las jornadas técnicas de aviación organizadas por Binter.

«El futuro de los aeropuertos de Canarias, donde la tecnología llegará para agilizar trámites, tiempos de espera, procesos de embarque, geolocalización de equipajes y para una mejor gestión de reubicación en vuelos en todo tipo de escenarios que puedan afectar a la operativa, como fue el caso del ciclón Hermine», ha dicho Reboso.

La biometría facial, ha agregado, es común en los móviles para la identificación y busca “mejorar la experiencia del pasajero, hacer más cómodo el tránsito en el aeropuerto, y eliminar la tarjeta de embarque y la necesidad de presentar el DNI o pasaporte en el control de seguridad para sustituirlo por la identificación facial, que reducirá los tiempos”, ha augurado.

Esta tendencia, ha insistido Reboso, tomó impulso con el Covid para evitar contacto físico, también de papel y documentación con operaciones sin contactos y el objetivo es llevarlo al acceso del control de seguridad, el embarque al avión, zonas VIP y los mostradores de entrega de equipajes.

«El registro será una única vez y con vigencia de dos años, en un proceso de enrolamiento con datos de biometría facial y que “estará en una base de datos única gestionada por AENA», ha explicado Reboso.

El acceso libre de documentos “será real en el corto plazo” y permite “una identificación más rápida y de fiabilidad muy alta”, ha detallado el director de sistemas del grupo Binter.

Otra de las novedades en tecnología que ha comentado Reboso en su intervención será la geolocalización a través de la tecnología RFID, “una etiqueta inteligente que incorpora un chip de lectura a distancia para procesos que ahora se hacen a mano y por tanto son más propensos a fallo”.

Binter propone así equipar “todo el aeropuerto y el tránsito de equipajes con antenas para la geolocalización en todo el proceso” será posible saber en tiempo real donde está cada maleta, “lo que disminuye el equipaje extraviado, mejora tiempos de recogida y de búsqueda de equipajes.

Reboso también ha abordado el avance del uso de realidad virtual y aumentada o la inteligencia artificial y los sistemas predictivos, que permitirían “anticipar los fallos de los aviones mediante un algoritmo para el mantenimiento, intervención o recambios de piezas de forma predictiva lo que reduce el tiempo de inoperatividad del avión o las paradas”. EFE

(foto)