Blas Acosta: No ha habido ninguna mala gestión durante mi etapa en Gesturpa

Puerto del Rosario (Fuerteventura) (EFE).- El viceconsejero de Economía del Gobierno de Canarias, Blas Acosta (PSOE), ha asegurado este martes que nunca “ha habido ninguna mala gestión ni desviación de dinero público al interés personal” en el tiempo que fue administrador único de la empresa pública Gesturpa, del Ayuntamiento de Pájara.

Así lo ha manifestado en una rueda de prensa el también expresidente del Cabildo majorero tras conocerse este lunes la sentencia del Juzgado de lo Penal Número Dos de Puerto del Rosario, que es recurrible y que lo exculpa de los delitos societario y de administración desleal que le imputaba la Fiscalía por su gestión en la citada empresa pública, creada para la construcción de vivienda pública en el citado municipio.

En un primer momento, la Fiscalía solicitó cuatro años y tres meses de cárcel para Acosta por los delitos de insolvencia punible y administración desleal, pero durante la vista oral retiró el delito de insolvencia punible y mantuvo la petición de pena por delito de administración desleal, solicitando por ello un año y nueve meses de cárcel.

El secretario insular de los socialistas ha manifestado que el de ayer fue un día importante para él, su familia, amigos, el Partido Socialista de Fuerteventura y para “la justicia y la libertad de la democracia”.

El jefe de los socialistas majoreros ha admitido que recibe esta sentencia con mucha satisfacción, “sin rencor, ni ansias de revancha ni espíritu de venganza”, sino al contrario, con ganas de “seguir trabajando con total honradez, como siempre lo ha hecho, e intentando sacar adelante esta isla”.

Blas Acosta fue administrador único de Gesturpa entre 2011 y 2014, periodo en el cual el Ministerio Fiscal cuestionó su labor asegurando que hubo pérdidas en las cuentas anuales.

La sentencia señala que las pruebas periciales practicadas en el juicio oral, el interrogatorio al acusado y los documentos obrantes en el sumario no demuestran “que el acusado hubiera realizado una gestión desleal, ni que hubiera infringido o violado los deberes de fidelidad inherentes a su cargo que precisen de sanción penal”.

Aunque la jueza matiza que “sin que pueda ignorarse que el incumplimiento del deber legal de promover la disolución de la sociedad, estando incursa en causa legal, conlleva responsabilidad ante la jurisdicción mercantil”.

“Siempre he sostenido mi inocencia a pesar del tiempo transcurrido, más de una década, y en contra de muchas acusaciones públicas que me condenaban mucho antes de que hubiera juicio y sentencia”, ha indicado este martes Acosta, al tiempo que ha aprovechado para denunciar cómo todo esto ha servido para “llenar páginas de periódicos y horas de radio y televisión”.

El viceconsejero de Economía del Ejecutivo canario también ha asegurado haber vivido un juicio paralelo que ha podido dañar su carrera política en determinados momentos y ha insistido en que “en política todo no vale”.

A la pregunta de si está preparado para que la Fiscalía recurra, Acosta ha asegurado que, como servidores públicos, el Ministerio Fiscal tendrá la posibilidad de “hacer lo que crea conveniente, pero la sentencia y los peritos han dejado bastante claro que jamás se ha administrado de forma desleal una empresa pública” cuyo fin público era “construir vivienda pública”.

En este sentido, ha recordado que “se cogió la sociedad en 2003 con una deuda de más 2,7 millones y se entregó con un beneficio de más de 300.000 euros y» tras adjudicar «más de 398 viviendas”, además de “estadios de fútbol, centros de salud, tanatorios y guarderías públicas”.

“La contabilidad no la hacía el administrador de Gesturpa. Siempre he defendido mi inocencia y se ha actuado conforme al derecho y conforme a lo que marcaba el plan general de contabilidad”, ha señalado.

Blas Acosta será el cabeza de lista del PSOE al Cabildo de Fuerteventura en los comicios electorales de mayo de 2023. EFE