Carla Antonelli: Ley trans será ley y desmentiremos bulos hasta el último aliento

La Laguna (Tenerife), 8 nov (EFE).- La activista y exdiputada de la Asamblea de Madrid Carla Antonelli ha expuesto este martes que «la Ley trans será ley» y ha afirmado que no se arrepiente de su decisión de abandonar el PSOE: «Volvería a hacer lo mismo hoy, mañana y pasado».

Antonelli ha sido la encargada de inaugurar el cuarto Congreso Internacional de Estudios de Género y Teoría Queer de la Universidad de La Laguna (ULL), con una ponencia sobre la Ley trans.

La activista ha definido que el principal enemigo de este texto, y la causa que ha supuesto su paralización, han sido las mentiras.

«La transfobia se ha puesto de moda, y por eso desmentiremos bulos hasta el último aliento», ha insistido la activista.

«Esta ley no va a obligar a nada, sino a impulsar que todas las personas tengan los derechos que se merecen», ha indicado Antonelli, quien ha añadido que quienes defienden lo contrario están utilizando «las mismas herramientas que se han usado siempre contra las mujeres: el machismo y el patriarcado».

Entre las «mentiras» citadas por Antonelli, se encuentran las relativas a la autodeterminación, una de las cuestiones novedosas en esta ley.

Sobre ello, la expolítica ha definido que este asunto no es más que «la propia emancipación de las personas trans, dejando así de depender de las tutelas de jueces, psiquiatras, psicoanalistas y demás personas que han tenido siempre una visión paternalista de nuestra existencia».

En ese sentido, la ponente ha citado el ejemplo de Argentina, Noruega e Islandia, países que han puesto en práctica la autodeterminación de género y donde «en ninguno de los casos se ha hecho un mal uso de ellas».

Más allá de esto, ha tildado de «vergonzosos» a aquellos que defienden que esta autodeterminación aumentará el número de violaciones: «Un hombre no va a cambiarse de sexo para poder violar porque no le hace falta. Basta con salir a la calle de noche».

En esta misma línea, Antonelli ha hablado sobre las detransiciones, «otro de los argumentos que muestran, una vez más, que las personas trans no podemos equivocarnos ni decidir sobre nuestras vidas».

Según la activista, solo un 2% de quienes realizan un cambio de género da un paso atrás, «hecho que habría que estudiar y ver qué porcentaje de esa cantidad lo ha hecho porque su familia le ha retirado la palabra, por recibir insultos por la calle o por ser rechazado en un trabajo, porque yo conozco muchos casos así», ha sentenciado.

DESDE 2017 A 2022: ¿QUÉ HA PASADO CON LA LEY TRANS?

Antonelli ha relatado que su retirada del PSOE fue catapultada por la ampliación «sine die» del plazo de enmiendas de la Ley trans, hecho que, a su juicio, «demostró que una parte del gobierno no quiere que esta normativa salga nunca».

El recorrido para la redacción de este documento comenzó en 2017, cuando se planteó introducir una reforma en la Ley 3/2007 -la que estaba vigente hasta ese momento- para incluir a los menores trans o a las personas migrantes, entre otras cuestiones.

Este texto, tras varias enmiendas, dio como fruto una propuesta final que en 2019 fue aprobada por todos los partidos que conformaban el Ejecutivo estatal en ese momento, donde se avalaban cuestiones como que los mayores de 16 años pudieran ejercer la autodeterminación de género o el reconocimiento de las personas no binarias.

Finalmente, debido al cambio de Gobierno el proyecto no llegó a aprobarse, pero tras la posterior llegada de Unidas Podemos al Ministerio de Igualdad volvieron a incorporarse las disposiciones refrendadas en 2019 a la Ley trans presente.

«El texto de 2019, que fue aprobado por mayoría y ante el que nadie se manifestó es el corazón de la actual ley, por lo que no puede ser que en dos años pasara de ser bueno a malo», ha señalado la exdiputada.

La activista achaca esta situación a «intereses», ya que «cuando todos creíamos que salía adelante, nos encontramos de repente con que 60 personas pretendían torcer en el Congreso la voluntad de otras 90.000, que en su momento aprobaron la normativa mediante consulta pública».

«MI IDENTIDAD NO LA TUMBA NADIE»

Frente a toda esta situación, Antonelli ha reconocido que, aunque su identidad «no la tumba nadie», le ha afectado profundamente «el daño inconmensurable que se ha hecho a los jóvenes trans con esta polémica, convirtiendo sus vidas en una cuestión de estado».

La exdiputada ha concluido su ponencia agradeciendo a las que ha calificado como «feministas en mayúsculas que no se han dejado arrastrar por corrientes minoritarias que quieren hacer ver que los derechos trans borran a las mujeres o perjudican la igualdad».

«Sin esas feministas esta lucha nunca se hubiera podido escribir, lo que ha demostrado que juntas somos más y que no van a poder con ninguna de nosotras, porque mientras una sufra las demás no podemos ser felices», ha dicho.

La conferencia de la activista ha abierto esta cuarta edición del congreso, que se extenderá desde hoy, 8 de noviembre, hasta el próximo día 11, y tendrá por objetivo «ayudar a que se generen los cambios sociales necesarios para apoyar al colectivo trans», ha señalado la rectora de la ULL, Rosa Aguilar. EFE