Coalición Canaria denuncia la impasibilidad del Gobierno autonómico con las familias en «el curso escolar más caro»

Santa Cruz de Tenerife, 15 sep (EFE).- Beatriz Calzada, diputada autonómica de CC-PNC, ha denunciado este jueves la «impasibilidad» del Gobierno de Canarias con las familias por la falta de apoyo económico específico ante el comienzo de curso escolar más caro de los últimos años, con un gasto extra de 200 o 250 euros que muchas no pueden afrontar.

El Gobierno de Canarias recauda más que nunca «a costa del esfuerzo» de las familias y «no les está devolviendo nada», cuando tienen que hacer frente a gastos más elevados en libros, comedores, transporte y actividades extraescolares, ha denunciado en rueda de prensa Calzada, y ha reclamado en nombre del grupo parlamentario Nacionalista un plan específico para ayudar con estos gastos.

En su análisis del comienzo del curso escolar, la diputada de CC-PNC ha acusado a la Consejería de Educación de falta de diligencia y previsión por no tener listos los nuevos curriculum al principio de curso tras la aprobación de la última ley orgánica educativa, la Lomloe, los cuales no se esperan hasta final de año o comienzos de 2023.

Esta falta de curriculum, que se sustituyen por unos borradores, suponen inseguridad jurídica, problemas para las familias y dificultades de planificación para el profesorado, ha denunciado Beatriz Calzada.

A la falta de ayudas para las familias y a la falta de curriculum, se suma el retraso en la finalización de obras en muchos centros, que impide el desarrollo normal de las clases, algo especialmente grave en el caso de alumnos con medidas especiales que no pueden contar con aulas adaptadas.

La diputada ha puesto de manifiesto que en las islas de Lanzarote y Fuerteventura «siguen montando barracones», aunque ahora los llamen «aulas modulares», mientras parece que el Gobierno de Canarias ha renunciado definitivamente a reclamar al Estado los 42 millones anuales que financiaban el plan de infraestructuras educativas.

El mismo retraso en las obras afecta a la adaptación de aulas para los niños de 0 a 3 años, además de que los problemas de diagnóstico en el plan estratégico suponen que hay islas y municipios que no pueden absorber la demanda de solicitudes mientras en otras zonas hay plazas sobrantes sin cubrir.

Beatriz Calzada reconoció «el esfuerzo» del Gobierno de Canarias en formación profesional, aunque consideró que falta un estudio previo sobre las demandas de las empresas, y mostró dudas sobre que esté garantizada la formación en empresas de todo el alumnado que cursa formación profesional dual.

Otra de las demandas de los nacionalista es la reducción de las ratios y que se establezca un número máximo de alumnos por docente.

Además, Calzada consideró insuficiente el aumento del número de profesores contratados para este curso, 1.600, y afirmó que el real decreto para estabilizar en sus puestos de trabajo a los interinos no garantiza que los que llevan muchos años conserven sus plazas, sino que aboca a una excesiva movilidad entre comunidades autónomas.

«Es un Gobierno arrogante que rechaza las aportaciones no solo de este grupo parlamentario, sino también de los docentes, de los sindicatos y de las familias», un ejecutivo «instalado en la complacencia», impasible ante unas familias ahogadas por la crisis económica que se sacrifican sin ayudas específicas por salir adelante en este comienzo de curso, concluyó Beatriz Calzada. EFE

acp/spf