Cordero pidió irse desde agosto al no encajar en el nuevo modelo

Santa Cruz de Tenerife (EFE).- El exdirector deportivo del CD Tenerife, Juan Carlos Cordero, ha explicado este martes que pidió su salida de la entidad desde el pasado mes de agosto al entender que no encajaba en el nuevo modelo de gestión, con la llegada de un nuevo grupo inversor y los cambios en el área deportiva.

El profesional murciano ha dicho en rueda de prensa que su «forma de trabajar» iba a «cambiar» en el «día a día» de la entidad con la llegada de los nuevos dirigentes, cuando el anterior presidente, Miguel Concepción, le comunicó su decisión de dejar la entidad apenas dos meses después de haberle renovado hasta 2025.

Por ello, Cordero afirma que su marcha era lo «mejor» para la «salud deportiva» del club, aunque el acuerdo se haya demorado hasta finales de diciembre, justo antes de la apertura del plazo de altas y bajas en el presente mes de enero de 2023.

Cordero ha expresado que aunque los nuevos dirigentes le comunicaron que contaban con él para el proyecto, no iba a ser «bueno para nadie» que hubiera «dos formas de capitanear el club a nivel deportivo».

«No era bueno que dos direcciones deportivas mandaran mensajes distintos a los jugadores y cuerpo técnico, así lo creo y lo he hecho toda mi vida», ha subrayado.

Además, ha dicho que tanto el entrenador, Luis Miguel Ramis, como los capitanes de la plantilla estaban «al corriente de todo» desde un primer momento.

Cordero ha reconocido que «no es el mejor momento» para dejar su puesto, en pleno mercado de fichajes de enero, pero ha recalcado que él planteó su salida «desde agosto», aunque el acuerdo, «satisfactorio para todas las partes», se haya alcanzado ahora, después de un mes de negociaciones.

El profesional cartagenero, que se marcha «satisfecho con el trabajo realizado», ha pedido «disculpas por los errores en los fichajes que no han salido bien», y con la «pena y dolor» de no haber culminado la temporada pasada con el ascenso a Primera División.

Además, ha confirmado que su última gestión con la plantilla ha sido la reciente desvinculación de Arvin Appiah, futbolista que estaba cedido por la UD Almería.

En su despedida, Cordero ha agradecido a todo su grupo de trabajo, así como a los cuatro capitanes de la plantilla -presentes en la rueda de prensa-, al entrenador Luis Miguel Ramis, porque creyó «ciegamente» en su trabajo y ha sido quien «ha generado la ilusión en la ciudad», y a los anteriores dirigentes y consejeros del club bajo el mandato de Miguel Concepción, como Juan Amador, por su gestión.

«Mi adaptación fue rápida y me han hecho sentirme como en casa. Me voy de un sitio donde he sido feliz, querido y respetado por todos. Mi trabajo se queda en el club», ha añadido.

También ha admitido que entiende que pueda haber «malestar» en cierto sector de la afición por su marcha, que se produce cuando estaba en su «mejor momento» en el club, generando un «proyecto», pero en la vida «no todo puede ser».

Cordero ha estado acompañado por el nuevo director general del CD Tenerife, Santiago Pozas, quien no ha revelado el nombre de su sustituto, pero sí ha asegurado que no ha habido un vacío porque el club «no ha estado parado» en materia de posibles fichajes.

«Hay cosas avanzadas, la estructura sigue en marcha y la persona que llegue estará informada de las negociaciones que se han llevado a cabo», ha manifestado el dirigente andaluz.

Pozas ha dicho que el sustituto de Cordero será «un perfil joven con experiencia en Primera División, Segunda y Primera RFEF», y que aunque no hay nada cerrado aún, anunciarán su incorporación «lo antes posible».