Diferencias entre las áreas de Podemos y el PSOE llevaron al Cabildo de Gran Canaria a retirar el debate trans

Las Palmas de Gran Canaria (EFE).- El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales (NC), ha achacado a «algunas diferencias surgidas entre las áreas de gobierno de Deportes y de Igualdad», gestionadas por PSOE y Podemos, la polémica surgida en torno a la cancelación de una mesa sobre la participación de personas trans en categorías deportivas femeninas que iba a tener lugar el tercer Congreso Nacional Mujeres y Deporte (CEMYD).

La cita, que se iba a celebrar en Las Palmas de Gran Canaria los días 2 y 3 de diciembre, fue suspendida por la asociación que organiza el Congreso, que denunció «presiones políticas y censura» a esa mesa, motivo por el cual decidieron cancelar el Congreso.

La charla que pretendían organizar estaba formada por expertos que analizarían cuestiones relacionadas con la fisiología, la biología o la psicología y que vendrían a argumentar que la participación de personas transgénero en categorías femeninas contribuye al «borrado de las mujeres».

Ahora, el presidente del Cabildo Gran Canaria ha apuntado que la corporación «no ha censurado absolutamente nada» y que lo que ha ocurrido es que el área de Deportes organizó un evento «que incluía temáticas de competencia del área de Igualdad y ambas no llegaron a un acuerdo definitivo sobre el acto, lo que llevó a que, finalmente, se suspendiera por parte de la organización, no del Cabildo”, ha enfatizado.

Asimismo, Morales ha incidido en que las instituciones públicas en Gran Canaria y de toda Canarias «tienen el deber de velar para que, en los eventos que organizan, no haya situaciones que fomenten la discriminación de las personas trans ni la transfobia».

«Lo dice la Ley canaria Trans, porque el debate en Canarias está superado y aprobado por la unanimidad de las fuerzas políticas en el Parlamento canario el año pasado. El Cabildo de Gran Canaria siempre estará al lado de la defensa de las personas, incluido el derecho de las personas trans», ha señalado la consejera del área de Igualdad, Sara Ramírez (Podemos).

El presidente Morales también ha hecho referencia al debate existente, agudizado por la tramitación de la Ley Trans en el Congreso de los Diputados y ha expresado su desacuerdo con algunos mensajes que se vierten, generalmente en las redes, y que traslada «con una virulencia terrible» que las mujeres trans son «hombres con peluca».

El Gobierno insular, ha ahondado el presidente grancanario, «defiende la libertad y apoya el debate sobre asuntos relacionados con los colectivos LGTBIQ, siempre desde el respeto a la Ley Trans refrendada por el Parlamento de Canarias en 2021».

Por ello, ha reafirmado «la firme voluntad de la Corporación de continuar trabajando por la igualdad y la inclusión sin ningún tipo de discriminación».

«Estoy en absoluto desacuerdo con ese tipo de políticas de enfrentamientos viscerales y de polarización. Yo creo que, en una democracia, es bueno el debate público y en las instituciones», ha manifestado.

Por último, considera que «no es bueno generar un enfrentamiento» y hace un llamamiento a la serenidad, «a un debate inclusivo y sereno, tras el que podamos tener una Ley Trans que respete los derechos de ese 1 % o 1,5 % de nuestra población». EFE