El 70% de los alumnos canarios con necesidades especiales, en el limbo tras la formación básica

La Laguna (Tenerife) (EFE).- El 70% de los alumnos con necesidades educativas especiales (NEE) se queda en una especie de limbo una vez culmina la etapa de educación básica, según ha observado el Consejo Escolar de Canarias (CEC) en la elaboración de un informe específico sobre equidad e inclusión en el acceso al sistema educativo en las islas.

Isabel Gómez, consejera del CEC y coordinadora de la comisión de elaboración de este informe, ha indicado en rueda de prensa que ese porcentaje del alumnado NEE «desaparece» una vez sale del sistema educativo en el que «tanto hemos luchado por ellos y mimado para que tengan una vida digna».

Son, por tanto, una minoría los alumnos de aulas Enclave o de centros de educación especial que continúan sus estudios en bachillerato o FP, ha indicado Gómez, quien ha reclamado reforzar el personal que los atiende, para reducir las ratios, y profundizar en la formación de todo el profesorado y personal administrativo para darles una atención adecuada.

Según datos correspondientes al curso escolar 2020-2021 en Canarias había 198 aulas enclave: 14 en Lanzarote, 12 en Fuerteventura, 76 en Gran Canaria, 79 en Tenerife, 3 en La Gomera, 12 en La Palma y 2 en El Hierro.

Otra de las sugerencias que realiza el Consejo Escolar en su informe es ahondar en el tránsito a la vida adulta de estos alumnos una vez salen del sistema educativo, y en este sentido aboga por mejorar la coordinación con aquellas entidades que trabajan en la inserción laboral de este colectivo.

El Consejo Escolar también sugiere que se trabaje «en origen» en la capacitación profesional de estos chicos, orientada a ciertos sectores, como el turístico, donde hay salida para ellos, ha recalcado Isabel Gómez.

Otro de los aspectos en los que incide el informe presentado hoy es el de la limitación de los horarios del personal auxiliar educativo que trabaja con los alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo (NEAE), un 5,6% de todo el alumnado en Canarias, lo que provoca que estos chicos no compartan espacios de comedor ni recreo con el resto del alumnado.

Y también pone el acento en el déficit de centros de educación especial en las zonas rurales o lejos de los núcleos de población.

La presidenta del CEC, Natalia Álvarez, ha valorado que en Canarias hay en marcha «muchas y variadas medidas» para la atención de estos alumnos y que es «para estar contentos», pero «hay que seguir profundizando» y, sobre todo, extendiendo su alcance por todas las islas y zonas.

Además de los alumnos con necesidades especiales, el informe del CEC también analiza los servicios de comedor, de transporte, la acogida temprana o la permanencia, y hace una serie de observaciones.

La primera de ellas es que Canarias es la cuarta comunidad autónoma con mayor porcentaje de usuarios de comedores en centros públicos de enseñanza.

Según los datos analizados en el curso 2020-2021 un 22% de los 40.000 estudiantes que reciben algún tipo de subvención son de ‘cuota 0’, es decir, que están totalmente exentos de pago porque su situación económica es «muy compleja».

Es decir, que alrededor de 12.000 alumnos de Primaria se benefician de esa ‘cuota 0’ pero las cifras «se desploman», denuncia el CEC, cuando estos chicos pasan a Secundaria, pues apenas 11 institutos de Canarias disponen de servicio de comedor, con lo que solo pueden acoger a un 2,5% del alumnado con dificultades económicas extremas.

Sucede algo parecido con el transporte escolar, ya que por lo general los cursos de Bachillerato no disponen de plazas para el transporte propio de cada centro, lo que dificulta el acceso de los estudiantes a los mismos y «puede desanimar para seguir cursando estudios no obligatorios», advierte el CEC.

En cuanto a los servicios de permanencia o acogida temprana, se produce en Canarias «un variabilidad notoria» en función del centro educativo, si público, concertado o privado; la isla o el municipio del que se trate.

Esta brecha se vio agravada por culpa de la pandemia de covid-19, según ha podido apreciar el Consejo Escolar en la elaboración de su informe, y así, en el curso 2021-2022, el 88,33% de los centros concertados disponía de acogida temprana frente al 43,89% de los públicos.

Apenas un 33% de los centros públicos ofertaron actividades extraescolares y el servicio de permanencia, en tanto que los concertados «no solo dispusieron de mayor pluralidad de actividades, sino que además su horario de prolongación de la jornada escolar fue mayor».

Por último, el Consejo Escolar anima a continuar con la senda iniciada este curso con la escolarización de 0 a 3 años en Canarias e insiste en exigir el cumplimiento de la financiación mínima del 5% del PIB prevista en la Ley Canaria de Educación.