El Gobierno asegura que la gratuidad para bonos y multiviaje comenzará el 1 de enero

Santa Cruz de Tenerife (EFE).- El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, ha garantizado este martes en el pleno del Parlamento de Canarias que la gratuidad para los bonos y títulos multiviaje comenzará a aplicarse a partir del 1 de enero de 2023, «sin duda».

De esta forma ha contestado a la pregunta formulada por la diputada de Nueva Canarias Ester González, quien solicitó la comparecencia del consejero para que pusiera «negro sobre blanco» sobre esta medida, en vista de que «las mentiras tienen las patas muy cortas, pero hay que ver cómo corren», ha dicho aludiendo a CC.

El debate ha estado trufado de acusaciones cruzadas entre el consejero y la diputada de Nueva Canarias, por un lado, y los parlamentarios de la oposición, por otro.

Estos últimos han reprochado al gobierno regional, y por extensión a los cabildos, que estén «poniendo palos en las ruedas», y a los partidos que sustentan al ejecutivo canario de actuar «con envidia» y ponerse «mimosos» porque la medida la consiguió CC con su enmienda a los Presupuestos Generales del Estado.

Franquis y Ester González han cargado contra dirigentes nacionalistas, entre ellos el expresidente y actual senador Fernando Clavijo, así como la diputada nacional María Fernández, por declarar públicamente que gobierno y cabildos se ahorrarían, con la gratuidad del 100%, dinero que podrían destinar a mejorar la flota o para ayudar al taxi, o porque en principio se insinuase la gratuidad universal.

El consejero ha recordado que esa bonificación del 100% solo cubre el 25% del coste total de esos abonos y títulos multiviaje.

También ha indicado que le sorprenden las acusaciones de poner trabas a las administraciones regional e insulares cuando en estas últimas hay representación de diferentes fuerzas políticas, incluidos PP y CC, y que comparten la «preocupación» con las compañías operadoras del transporte público terrestre por las consecuencias que puede acarrear esta medida.

En cuanto a la fijación de un mínimo de 15 viajes al mes para poderse acoger a esta bonificación del 100% ha dicho que la media que hacen los usuarios habituales, para quienes está pensada esta medida, es de 60, y que por tanto se ha establecido el límite «más bajo que existe», pues por ejemplo para cercanías y media distancia de RENFE son 20, y además ahí hay que reservar asiento y pagar 20 euros de fianza, por los 5 euros de la tarjeta residente en Canarias.

Sobre esto, el diputado del Grupo Nacionalista (CC-PNC-AHI) Pablo Rodríguez ha recalcado que en la enmienda presentada a los PGE «no pusimos limitaciones» de viajes mínimos al mes para acogerse a esta medida.

Franquis ha replicado que tampoco se incluía en dicha enmienda «el gratis para todos» ni que Gobierno de Canarias y cabildos «se ahorrarían dinero», lo que «se ha dicho, con claridad, una y otra vez», y para corroborarlo Esther González ha pedido que se reprodujera un vídeo con declaraciones de Fernando Clavijo y María Fernández en este sentido.

«Eso traslada que no saben lo que están presentando. Ni siquiera cuánto cuesta económicamente», lo que acaba dejando la sensación en el sector del transporte de que «uno hace una fiesta y otros pagan», ha proclamado el consejero.

Los grupos de la oposición han coincidido en resaltar que la medida es «buena para Canarias» y que los partidos que apoyan al gobierno deberían aplaudirla tras haber ido cambiando de versión con el paso de los meses, entre que el presidente Ángel Víctor Torres se erigió en el «Robin Hood de la gratuidad» y luego se dedicó a «defender el trato discriminatorio» a las islas, ha indicado Poli Súarez (PP).

Vidina Espino, del Grupo Mixto, ha pedido a los grupos que apoyan al gobierno que abandonen «la senda de la envidia y de la inquina», y Pablo González, del Grupo Nacionalista, que dejen de impulsar medidas parlamentarias para «hacer oposición a la oposición».

Esther González ha recordado que en principio Nueva Canarias apoyó esta medida, pero tras analizar sus posibles consecuencias y tras consultar con el sector han reparado en que esta «medida estrella» se trata de «un dislate en términos de planificación» y que CC ha actuado como «un pingüino que oye que regalan bikinis y coge uno para bañarse en el Ártico».

Y ha aprovechado su turno de palabra para arremeter contra Vidina Espino al destacar lo «inédito» en la historia parlamentaria de que alguien aproveche para «subirse a la tribuna como si esto fuera un plató para escenificar un guion escrito por CC para buscarse un echadero».

Jorge González (PSOE) ha indicado que a su grupo no le «parece mal» la enmienda pactada por CC para apoyar los presupuestos del Estado, pues «todo lo que venga a Canarias, bienvenido sea», pero ha considerado «muy feo» que algunos intenten «sacar rédito partidista».

Jesús Ramos, de la Agrupación Socialista Gomera, ha indicado por su parte que «al final es lo de menos quién logra esta medida. Es el ciudadano. No creo que sea el triunfo de ningún partido sino de los canarios».

El debate ha tenido una nueva derivada, la introducida por el diputado de Sí Podemos Canarias Manuel Marrero, quien ha criticado la «huida hacia adelante» del PSOE al pactar con el PP su apoyo a los presupuestos del Cabildo de Tenerife al incluir enmiendas en favor de los trenes del sur y del norte de la isla.

«Carril bus vao sí; trenes del sur y del norte, no», ha proclamado Marrero, quien más allá de esta cuestión ha pedido que la gratuidad del transporte público terrestre en Canarias sea una medida estructural, no solo para 2023. EFE