El PP canario «no será partido muleta o bisagra» tras las elecciones de mayo, según Manuel Domínguez

Las Palmas de Gran Canaria (EFE).- El candidato del PP a presidente de Canarias, Manuel Domínguez, ha afirmado este miércoles que su partido «sale a ganar» las elecciones del próximo mayo «no a cualquier precio, ni con cheques en blanco», y ha adelantado que no serán «partido muleta o bisagra» de nadie.

«Planteamos un plan serio y responsable de gobierno, con iniciativas alcanzables», ha señalado Manuel Domínguez en una rueda de prensa tras reunirse con el vicesecretario de Organización del PP, Miguel Tellado, y los candidatos a los cabildos y a las cuatro grandes ciudades de Canarias.

Domínguez ha avanzado que su programa de gobierno se basará en el municipalismo y en cuestiones sociales como la pobreza y la sanidad y ha criticado la evolución de los datos respecto a este punto, que, a su juicio, el Gobierno de Canarias y el presidente, Ángel Víctor Torres (PSOE), intentan ocultar.

El líder del PP en las islas ha defendido asimismo la concertación de la sanidad porque a un paciente «le da igual» ser atendido en un centro público o privado mientras se mantenga la gratuidad y la atención sea de calidad.

«No podemos seguir poniendo en riesgo la salud de la gente por una cuestión ideológica», ha esgrimido Domínguez, que también ha abogado por colaborar con los cabildos a través de un plan sociosanitario en el que se combine la atención sanitaria con el cuidado a mayores y dependientes que realizan las instituciones insulares.

También ha lamentado la situación de las urgencias en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), donde, en su opinión, «lo extraordinario se ha convertido en ordinario» y se atiende mal a los pacientes, porque los profesionales no tienen medios suficientes para atenderlos como se merecen.

Asimismo, ha señalado que hay más de 300 camas hospitalarias ocupadas por pacientes que cuentan con alta médica y ha abogado por una gerencia única que gestione de manera conjunta los tiempos de espera para evitar que, dependiendo de la zona en la que se viva, el tiempo de espera para una consulta sea mayor o menor.

Respecto al 47 % de menores en riesgo de pobreza, Domínguez ha opinado que este dato es una muestra de que el escudo social «del que presume Torres» ha fracasado.

También ha incidido en la cuestión migratoria y ha rechazado que el presidente canario valore la reducción del 30 % de las llegadas al archipiélago en el último año porque, según ha recordado, en los últimos dos años han fallecido cerca de 4.000 personas tratando de arribar a Canarias.

«Apoyar a Ángel Víctor Torres es apoyar a Pedro Sánchez, que nos mantiene lejos del territorio», ha concluido el presidente popular.

Por su parte, el vicesecretario de Organización del PP nacional, Miguel Tellado, ha indicado que Canarias «debe ser relevante en la escena nacional», algo que no ocurre con la presidencia de Pedro Sánchez.

Según Tellado, la «tragedia» del archipiélago es que Torres es «un delegado de Pedro Sánchez» que solo defiende los intereses del presidente nacional, lo que supone «abandono e indiferencia» para Canarias y su Gobierno, al que ha definido como «títere de Ferraz».

«La economía se ahoga y la única receta es subir más la presión fiscal. La situación es alarmante y la única preocupación de Torres, y la única de Sánchez, es usar cualquier dato para vender humo y hacer propaganda», ha declarado el vicesecretario de Organización.

Ha lamentado asimismo que el Ministerio de Sanidad «se haya convertido en una plataforma electoral de candidatos a las elecciones».

«Lo hizo con Salvador Illa en plena pandemia, sin pudor, y lo ha vuelto a hacer con Darias, que es ministra a media jornada y a ratos candidata a la Alcaldía de Las Palmas», ha manifestado Tellado. EFE