El PP seguirá en el gobierno del Cabildo de Fuerteventura “por responsabilidad” y por los presupuestos

Puerto del Rosario (Fuerteventura) (EFE).- El presidente insular del Partido Popular en Fuerteventura, Fernando Enseñat, ha asegurado este viernes que seguirán, de momento, en el equipo de gobierno del Cabildo de Fuerteventura “por responsabilidad” y con la intención de poder sacar adelante los presupuestos de la institución insular para 2023.

Tras el cese el pasado martes de los siete consejeros de Coalición Canaria por parte del presidente del Cabildo, Sergio Lloret, la Institución insular se ha quedado con solo dos consejeros de Asambleas Municipales de Fuerteventura (AMF) y los cuatro del Partido Popular.

En rueda de prensa, Fernando Enseñat ha calificado de “muy penosa” la situación que se está viviendo, en estos momentos, en el Cabildo para “Fuerteventura y los majoreros” y ha acusado a Lloret de tomar una decisión “errónea y precipitada” en unos momentos en los que estaba pendiente de aprobarse el presupuesto de 2023.

El líder de los populares ha advertido de que si no salen adelante esos presupuestos se podrían ver afectados los sueldos de 200 familias contratadas a través de planes de empleo y temas de inversión en cuestiones como carreteras o plazas sociosanitarias.

“Marcharnos ahora sería una irresponsabilidad y paralizaríamos Fuerteventura, pues no se podrían aprobar los presupuestos”, ha asegurado. Además, ha adelantado que pedirán una mesa de seguimiento del pacto “no para hablar de futuro, sino de presente”.

En este sentido, el portavoz de los populares en el Cabildo, Claudio Gutiérrez, ha adelantado que seguirán en el gobierno pensando en los presupuestos, “pero no estaremos para mendigar o aguantar un cargo” y ha advertido que si el presidente “sigue en la línea errónea y de cabezonería no seguiremos en el gobierno”.

“No nos quedaremos por un sueldo ni un sillón”, ha expresado y aunque ha reconocido que en todo pacto hay “dificultades y diferencias políticas” no puede haber políticos que, a la primera, “saquen la pistola y disparen”.

Por su parte, la consejera del PP, Jessica de León, se ha sumado a la defensa de continuar en el grupo de gobierno del Cabildo, pues toca elegir entre “responsabilidad o rentabilidad política” y ha apuntado que irse del grupo de gobierno “no es una alternativa para el PP”.

Los presupuestos de 2023 no han entrado en el Consejo de Gobierno, donde se dictaminan esas partidas. En estos momentos, el Consejo está formado por los dos consejeros de AMF y dos del PP.

La ley no permite conformarlo en un número inferior a tres personas por lo que, si los consejeros del Partido Popular no están en el grupo de gobierno, “los presupuestos no podrían pasar por el Consejo de Gobierno y, por tanto, bloquearíamos la institución”.

También ha dejado claro que no cabe la posibilidad de prorrogar los presupuestos de 2022, pues los 200 trabajadores de los planes de empleo “se quedarían sin cobrar a finales de enero”.

Tras el cese de los siete consejeros de CC, Lloret se repartió las áreas que tenían los nacionalistas entre él y su consejero, Juan Nicolás Cabrera, al que nombró vicepresidente del Cabildo además de consejero de Economía y Hacienda.

De León ha insistido en que “es imposible que dos personas puedan gobernar la isla” y ha advertido de que se opondrán a una mayoría externa y al nombramiento de personas externas con la excusa de dar gobernabilidad a la Institución

En este sentido, ha recordado que, aunque la Ley 8/2015 autoriza tener consejeros no electos, “el reglamento del Cabildo lo impide”.

La actual consejera de Turismo ha pedido “altura de miras” al resto de los partidos que forman el gobierno para evitar posibles bloqueos, pues quedarse sin gobierno sería no poder moverse nada hasta después de las elecciones de mayo de 2023.

En este sentido, ha alertado que peligran la convocatoria de becas para estudiantes, inversiones en distintas áreas e, incluso, la temporada turística de invierno, ya que no se podrían hacer contratos desde el Patronato de Turismo. EFE