El rey pide «atención urgente» a los riesgos y oportunidades del mundo digital

Las Palmas de Gran Canaria (EFE).- El rey Felipe VI ha agradecido esta noche a la OCDE que haya elegido a España para celebrar por primera vez en Europa su Conferencia Ministerial sobre la Economía Digital, con un discurso en el que ha reclamado «atención urgente» a los riegos y oportunidades que plantea la creciente digitalización de todos los ámbitos de la vida cotidiana.

En una cena de gala organizada en el Teatro Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria con representantes de medio centenar de países de todo el mundo, el rey se ha apartado por un instante de su discurso para hacer un guiño a unas islas que en estos meses reciben a millones de turistas europeos, como destino líder en invierno.

«Se encuentran en Canarias. Es un buen sitio buen sitio para estar en esta época del año», ha bromeado. «Gran elección».

Flanqueado en esta cena por la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño; el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann; y el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres; don Felipe ha subrayado la importancia del lema escogido por esta Conferencia: «Construir un futuro digital confiable, sostenible e inclusivo».

La digitalización, el intercambio masivo de datos y la inteligencia artificial, ha añadido, «impulsan la economía global, permean todos los sectores y afectan a todos los ámbitos de la vida», en un proceso que comporta «grandes oportunidades de innovación, bienestar y prosperidad», pero también el riesgo de derivar en malos usos y daños, por lo que supone un «desafío para los gobiernos».

«Este contexto», ha enfatizado el monarca, «demanda una atención urgente, liderazgo y medidas por parte de los legisladores de todo el mundo», porque «la búsqueda de una sociedad mejor está hoy, y lo estará en el futuro inmediato, ligada de forma estrecha e inevitable al éxito de la transformación digital».

Por eso, ha expresado su confianza en que los debates que van a mantenerse estos días en Maspalomas, en el sur de Gran Canaria, «puedan hallar un equilibrio entre extender los beneficios para todos de la digitalización, al tiempo que se protege a los ciudadanos, la sociedad y la economía frente a los riesgos que puede generar».

«Eso incluye discutir sobre los derechos en la era digital, la conectividad y otras brecas digitales, el asunto de la desinformación en internet y cómo asegurarnos de que la transformación digital respalda los restos de una transición verde», ha añadido.

Para el rey, que España albergue la primera Conferencia Ministerial de la OCDE en Europa supone un «reconocimiento» a su importante papel en la transformación digital y a su compromiso como país por afrontarla como uno de sus «principales objetivos».

Por último, ha animado a trabajar para que ese proceso tenga a la persona en el centro y se alinee con el respeto a los derechos. EFE