Elizabeth Hernández tratará de dirigir «el trasatlántico del Servicio Canario de la Salud al mejor puerto posible para los pacientes»

Las Palmas De Gran Canaria (EFE).- La nueva directora del Servicio Canario de la Salud (SCS), Elizabeth Hernández, ha dicho este lunes, en su primer acto público al frente de este organismo, que en los seis meses que quedan de legislatura «tratará de dirigir este trasatlántico al mejor puerto posible para los pacientes».

Antes de inaugurar la I Jornada del Día Mundial de la Diabetes, bajo el lema «Educar para proteger el futuro», Hernández ha manifestado la ilusión con la que toma las riendas del SCS tras el cese de su anterior responsable, Conrado Domínguez, por su implicación con el caso Mascarillas.

«Creo que esta Consejería de Sanidad y el SCS llevan unos años demostrando la implicación de todos los profesionales para salir de esta dura pandemia con resultados que permiten sacar algo de pecho. Simultáneamente, hemos puesto en valor muchos proyectos y nuestra idea para estos seis meses es anclar el mayor número de ellos y dar continuidad a muchos compromisos que tenemos con asociaciones de pacientes», ha referido.

Elizabeth Hernández también ha expresado el «orgullo» que siente de representar «a una organización de personas muy comprometidas, que llevan dándolo todo mucho tiempo», de ahí que su compromiso pase por «intentar dirigir este trasatlántico que es el SCS al mejor puerto posible para los pacientes».

Seguir reforzando, con nuevos perfiles profesionales, la Atención Primaria; la salud mental, específicamente la infanto-juvenil; la atención temprana; el Plan Aborda para la reducción de las listas de espera; y determinadas estrategias, como las relacionadas con las enfermedades raras o el covid persistente, además de la mejora de algunas infraestructuras, son las prioridades de Hernández.

A ellas se suma, ha dicho, la necesidad de trazar unas líneas de colaboración directas con el ámbito sociosanitario, al entender que esta es la vía para «mejorar la calidad de vida de nuestros mayores y las situaciones que estamos viviendo en urgencias en muchos momentos».

La nueva directora del SCS espera contar con el apoyo de los profesionales, «que es el mayor valor que tiene el SCS, una empresa de personas que cuidan y atienden a otras», para la culminación del Plan Aborda, para lo que se reunirá con los servicios más tensionados.

Preguntada por el seguimiento que tuvo este domingo la manifestación celebrada en Madrid en favor de la sanidad pública, Hernández ha considerado, «a título personal», que lo que pasa en la capital española «puede contagiarse en otras comunidades autónomas y tiene que ver, quizás, con que la Atención Primaria ha sentido que se le ha dado la espalda y que a lo largo de la pandemia no ha tenido el protagonismo que debía».

«Estamos hablando de una comunidad que cerró muchos puntos de urgencias y otros servicios en Atención Primaria y que ha apostado por un modelo por el que se ha hecho mucha inversión en hospitales y al final estos son vasos comunicantes: no se puede cuidar mucho una parte y dedicarse a invertir y descuidar las bases. El sistema de Atención Primaria debe ser el núcleo de todo y no se ha sentido respetada en momentos tan críticos», ha referido.

En su opinión, este malestar puede trasladarse a Canarias porque la Atención Primaria «está muy tensionada en todo el sistema nacional de salud a raíz del covid».

«Tenemos que entender que todas las situaciones problemáticas que han vivido las personas ha recaído» en esta puerta de entrada al sistema público de salid, ha aseverado la directora del SCS, quien ha destacado que los salarios de sus profesionales «están dentro de la media española, e incluso un poco por encima, tanto en Atención Primaria como en el ámbito hospitalario. EFE