Expediente sancionador a Cuna del Alma por carecer de evaluación de impacto ambiental

Santa Cruz de Tenerife (EFE).- La Agencia Canaria de Protección del Medio Natural ha incoado un expediente sancionador a la promotora de Cuna del Alma por carecer el proyecto, que se desarrolla en el Puertito de Adeje (Tenerife), de la evaluación de impacto ambiental preceptiva.

Una falta constitutiva de una infracción administrativa de carácter grave, confirmaron a Efe fuentes de la Consejería de Transición Ecológica.

Con este procedimiento, en el que se propone sancionar a la empresa por un importe que podría ascender a 110.000 euros, se decreta la paralización cautelar de las obras, ya efectiva tras una orden previa del departamento que encabeza José Antonio Valbuena ante la presencia en la obra de ejemplares de viborina triste, una especie vegetal de especial protección.

La promotora de Cuna del Alma tiene un plazo de 15 días para presentar alegaciones a esta propuesta de sanción, que se suma a la que en su día impulsó la Dirección General de Patrimonio Histórico del Gobierno de Canarias por los daños causados a yacimientos arqueológicos en una parte de la superficie donde se desarrollan las obras.

En el caso de que la empresa reconozca su responsabilidad en esta omisión de la preceptiva evaluación de impacto ambiental, podría ver rebajado el importe de la sanción hasta los 66.000 euros, precisan las fuentes consultadas por EFE.

En los últimos días se ha producido un cruce de declaraciones entre el consejero de Transición Ecológica, José Antonio Valbuena, y el concejal del área en el Ayuntamiento de Adeje, Manuel Luis Méndez, a cuenta de qué administración tendría que asumir eventuales indemnizaciones a la promotora de Cuna del Alma.

El consejero señaló que tanto la Ley de Impacto Ambiental como la antigua Ley del Suelo exigen un estudio de impacto ambiental simplificado para las urbanizaciones vacacionales fuera de suelo urbanizado, como entiende que es el caso de Cuna del Alma, en el Puertito de Adeje.

El edil de Adeje replicó que «la discrepancia» surge en torno a la obligatoriedad o no de esa evaluación de impacto ambiental estratégica en el proyecto de urbanización (la construcción de viales, que no de las villas y el hotel planteados), que es lo que está autorizado y se estaba ejecutando hasta la paralización cautelar de las obras.

Y en el Ayuntamiento consideran que no es necesario ese estudio toda vez que la modificación del planeamiento municipal que atañe al ámbito del Puertito de Adeje ya dispuso de una memoria ambiental, obligatoria en esa tramitación que avaló la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) en 2018. EFE