Javier Cámara: «Estéticamente ‘Los Farsantes’ es una barbaridad»

Las Palmas De Gran Canaria (EFE).- El actor Javier Cámara, que interpretará este viernes y sábado en el Teatro Cuyás «Los Farsantes, de Pablo Remón, ha señalado que «estéticamente, la obra es una barbaridad», con una escenografía «muy aparatosa y llamativa» que mete al público en la función antes de subir el telón.

«Cuando la gente se sienta en la butaca ya ha empezado todo. Hay diez minutos de función que empiezan con el telón bajado y todo es una sorpresa, también para los actores», ha declarado Cámara durante una rueda de prensa con el director del Cuyás, Gonzalo Ubani, y la consejera de Cultura del Cabildo grancanario, Guacimara Medina.

A juicio del actor, se trata de un espectáculo que la gente «goza muchísimo» en donde todo es «tan hilarante y disfrutón» que, al finalizar, el elenco se pone algo «triste» porque siempre se lo pasan muy bien con una función que es «un juguete».

Sobre su preparación para el papel ha señalado que, tras casi 15 años fuera del teatro, le resultó algo complicado volver a la dinámica del teatro, y ha señalado que durante la lectura de la obra y en los ensayos siempre se mantenía en silencio.

En cualquier caso, Cámara ha apuntado que ha disfrutado mucho «de la parte colaborativa de los guiones y el cooperativismo del teatro, especialmente en esta obra».

«Los textos de Pablo Remón siempre están muy bien cuando los decimos, pero cuando los lees descubres capas y capas muy ricas de los personajes», ha reflexionado el actor, que ha expresado que los 45 días de ensayo «le supieron a gloria» porque es algo que no es habitual en cine y televisión.

Una de las particularidades de la obra es que Remón no le dio a ningún actor el texto para que pudiesen leerlo antes de decidir si estaban o no en la obra, si bien Cámara aceptó sin pensárselo dos veces porque había colaborado con el director en la serie «Vota Juan» y «Venga Juan», donde Remón escribió los dos episodios que dirigió el propio Cámara.

«Me llamó y me dijo que me había puesto cara a un papel pero no nos entregó el texto. Me quedé bastante noqueado pero el juego del teatro también es eso: nadie sabía qué iba a hacer y lo leímos», ha rememorado el ganador de dos premios Goya, que ha dicho sobre Remón que «tiene muy en cuenta al espectador y su teatro tiene mucha popularidad».

Para Cámara, lo divertido es también que tan solo cuatro actores interpretan «ventitantos personajes» en una fiesta en la que todos hacen de todo, incluso mover escenografía.

«Es una obra con muchas lecturas, siempre hay mucha emoción, risa, carcajada y se juega mucho con que el espectador se sienta sorprendido y que entre en el juego de esos cuatro actores haciendo de todo. Es un delirio al que hay que venir sin ideas preconcebidas», ha expresado.

«Los Farsantes», que habla sobre los sueños de un director de éxito, pero no el que esperaba en su carrera, y una actriz que está buscando su propio camino, tiene historias «muy reconocibles para nuestro sector» pero también es identificable para el público, «porque al final aborda sueños no cumplidos, deseos, transformaciones…», ha concluido. EFE