La Fiscalía pide 20 años de cárcel para los patrones de un cayuco en el que murieron 40 personas

Santa Cruz de Tenerife (EFE).- La Fiscalía de Canarias solicitará este martes 20 años de cárcel para los cuatro presuntos patrones de un cayuco en el que perecieron unas 40 personas tras pasar 18 días a la deriva en el Atlántico, hasta que los encontró un pesquero a 220 kilómetros de El Hierro, ya fuera de toda ruta.

El caso que llega esta semana a la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife se remonta a uno de los meses más trágicos de la Ruta Canaria, abril de 2021: el día 11 fue encontrada esa embarcación con al menos 40 fallecidos, de los cuales solo se recuperaron cuatro cadáveres, y el 26 un avión del Ejército del Aire descubrió otro cayuco aún más al sur en el que habían muerto 56 personas (en este caso, todavía quedaban 24 cuerpos a bordo cuando los localizaron, además de tres supervivientes).

En el escrito de cargos del primero de los dos casos, el Ministerio Fiscal deja constancia de que el cayuco había partido de Mauritania con «unas 60 personas a bordo», de las que solo quedaban con vida 19 cuando se cruzó en su camino el pesquero que les salvó de perderse ya definitivamente en el Atlántico, hacia el oeste.

Cada uno de los ocupantes de la embarcación había pagado unos 400 euros para que los llevaran desde Mauritania a Canarias, en una travesía que les dijeron que duraría unos cinco días. Pero precisamente al quinto día de navegación de navegación rompieron el motor, se quedaron a la deriva y la comida y el agua comenzaron a agotarse, lo que produjo situaciones tensas a bordo.

Según la Fiscalía, los acusados llegaron a esgrimir un machete y a proferir amenazas de muerte si no se seguían sus órdenes. Así pasaron trece días más, perdidos en el mar.

Una embarcación de Salvamento Marítimo llevó al puerto de La Restinga, en El Hierro, a los únicos cuatro cuerpos que se recuperaron y los 19 supervivientes de la tragedia fueron evacuados a Tenerife en helicóptero y derivados a tres hospitales de la isla, algunos de ellos en muy mal estado, muy débiles y deshidratados.

La calificación de la Fiscalía detalla el alcance de los daños que muchos de ellos sufrieron: diez presentaron deshidrataciones graves o severas, que en algunos casos los tuvieron hasta 80 días en el hospital y varios presentaban ya fallos renales y cuadros de rabdomiólisis (descomposición de los músculos) por la que habrían fallecido en el curso de pocos días de no haber recibido asistencia.

En cuanto a los cuatro cuerpos recuperados, la acusación pública detalla que murieron de frío en los tres días previos a que los encontrara el pesquero. No fue posible identificar a ninguno.

La Fiscalía solicita para cada uno de los procesados siete años de cárcel por delito contra los derechos de los extranjeros, dos años por cada una de los cuatro homicidios por imprudencia que se les atribuye (los cuatro cuerpos recuperados) y seis meses por cada uno de los diez cargos de lesiones pon imprudencia que se les imputan. En total, una posible condena de 20 años de cárcel para cada uno. EFE