La hostelería canaria pacta una subida de sueldo del 10,25 % repartida en cuatro años

Las Palmas de Gran Canaria (EFE).- Los sindicatos UGT y CCOO y la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FETH) han suscrito este viernes el nuevo convenio del sector de la hostelería del que se beneficiarán 70.000 trabajadores de la provincia que incluye una subida salarial de un 10,25 % en cuatro años y que ha sido «el mejor posible» en estos momentos.

La subida salarial acordada para las empresas de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura es la misma que las que los sindicatos firmaron con la patronal de Tenerife, Ashotel, en septiembre para los 65.280 trabajadores que dependen de ese sector en la provincia de Santa Cruz (10,25 % en cuatro años, aunque un reparto por ejercicio ligeramente diferente).

El presidente de la FEHT, José María Mañaricúa, y los representantes de UGT y CCOO en Canarias del sector de la hostelería, Francisco González y Borja Suárez, respectivamente, así como el jefe del Ejecutivo canario, Ángel Víctor Torres, han coincidido en manifestar su satisfacción por la firma del acuerdo tras casi tres años de negociación.

El acuerdo incluye una cláusula de no aplicación de la compensación y absorción, así como que el periodo mínimo de contrato para los fijos discontinuos sea de nueve meses, con lo que se garantiza el derecho a las prestaciones por desempleo a estos trabajadores que suponen un 5 % del total, unas mejoras que han sido destacadas por ambos sindicatos.

Además, los trabajadores afectados por enfermedad oncológica mantienen el 100 % del salario de la empresa si no son sustituidos, ha indicado González, entre otros logros.

El nuevo convenio ha sido respaldado por más del 90 por ciento de los trabajadores del sector en las asambleas celebradas en Gran Canaria y Lanzarote, mientras que en las de Fuerteventura el porcentaje no ha pasado del 20 % debido a que el acuerdo no incluye las demandas que exigían en materia de transporte dada las dificultades que existen para desplazarse en esa isla, ha indicado Suárez.

Los representantes sindicales han coincidido en que no ha sido fácil la negociación y que no se han logrado todas sus reivindicaciones pero han manifestado su satisfacción por la mejora de las condiciones sociales y la subida salarial, que comenzará a aplicarse este año con un incremento de un 3 %, los dos siguientes un 2,5 % y en 2025, un 2,25 %.

Suárez ha considerado que han tenido que renunciar a algunas reclamaciones pero entendían que la firma era necesaria y ofrece estabilidad al sector.

El presidente de la patronal de Las Palmas, que ha incidido también en el difícil escenario en el que se ha negociado el convenio, ha recalcado su importancia porque servirá para mantener el empleo y también para crear más.

Además, los trabajadores desempeñarán su labor en mejores condiciones, los clientes se sentirán más satisfechos y Canarias podrá mantener su liderazgo turístico.

Mañaricúa ha valorado también el «excelente trabajo del Gobierno de Canarias durante la pandemia» porque gracias a los ERTE se pudo mantener el empleo en el sector.

Torres ha remarcado que el hecho de que se haya negociado hasta el último momento y que después de casi tres años de trabajo se llegara al consenso entre los sindicatos y patronal en este acuerdo, que entiende que es «el mejor posible para que se firmara por todas las partes».

El presidente canario ha destacado que se trata de un convenio del que se beneficiarán 70.000 trabajadores del sector en la provincia de Las Palmas y que se suma al que se ha firmado en Santa Cruz de Tenerife, que afecta a otros 65.000 empleados de la hostelería en esa provincia.

El presidente canario ha insistido en que es fundamental que sindicatos y patronal trabajen unidos como lo hicieron desde el primer momento durante la pandemia, con una actitud que ha calificado de «modélica». EFE