La patronal de la vivienda vacacional denuncia un plan que acabaría con el 95 % del sector en Canarias

Santa Cruz de Tenerife (EFE).- La Asociación Canaria de Alquiler Vacacional (ASCAV) ha denunciado la pretensión de la Federación Canaria de Municipios (FECAM) de maniobrar para concentrar esta actividad en manos de «unos pocos» inversores y «fondos buitre», lo que acabaría con el 95% de las viviendas vacacionales actualmente en funcionamiento.

La presidenta y el vicepresidente de ASCAV, Doris Borrego y Javier Valentín, han indicado en rueda de prensa que la FECAM encargó hace meses a un despacho de abogados la redacción de un nuevo borrador de regulación de las viviendas vacacionales «con un único y encubierto objetivo: acabar con la vivienda vacacional».

Además de «contribuir a la evasión de capitales» del archipiélago, esa nueva regulación, que en todo caso competería promulgar al Gobierno de Canarias, no a la FECAM, acabaría con «el sustento» de más de 75.000 familias y que da trabajo directo a unas 35.000 personas solo en las islas, han subrayado los dirigentes de ASCAV.

Javier Valentín ha indicado que los nuevos requisitos que se prevén imponer para la actividad de las viviendas vacacionales serían de imposible o muy difícil cumplimiento por parte de particulares, no así de grandes empresas o inversores.

Por ejemplo, la obligación de contar con una autorización expresa de la comunidad de propietarios, con lo que si se han de modificar los estatutos de la misma para introducirla, con que un solo vecino vote en contra no saldrá adelante.

Además, pretende que en el caso de pérdida de licencia no haya la posibilidad de subsanación y se prohíba ejercer la actividad durante cinco años.

El vicepresidente de ASCAV opina que este borrador es «una aberración normativa», que va en contra de la jurisprudencia e incluso «roza el presunto delito de prevaricación».

La presidenta ha asegurado que plantarán batalla en los tribunales y estarán «muy atentos» a la evolución de este decreto, por «la experiencia» que ya tienen sobre «lo que pasa antes y después de unas elecciones».

Doris Borrego ha censurado que esta nueva normativa se esté elaborando «de espaldas» a la única asociación representativa del sector en Canarias y ha indicado que hay alcaldes de algunos municipios que están en contra de esta iniciativa y que han «levantado la voz» en la FECAM.

La «excusa» a la que recurre la Federación Canaria de Municipios, ha apuntado, es la carestía y escasez de viviendas cuando la realidad, ha dicho, es que esto viene provocado por el incremento de la población, la falta de planeamiento general o de suelo, según cada caso.

Y ha aportado otro dato: las viviendas vacacionales apenas representan el 3% del parque de toda Canarias. EFE