La ULPGC despide a su alumna fallecida en Rumanía y «da un paso atrás para respetar» la intimidad que ha pedido su familia

Las Palmas De Gran Canaria (EFE).- La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), y sus compañeros y profesores de la Facultad de Ciencias de la Educación, donde estudió, ha despedido con mucha tristeza a su alumna Alicia del Carmen Rodríguez, fallecida junto a sus padres y hermana en un accidente de tráfico en Rumanía, donde realizaba una estancia Erasmus.

Ha sido este lunes en un sencillo y sentido acto desarrollado en los jardines del centro, donde se ha guardado un minuto de silencio y el rector, Lluís Serra, y el decano de la Facultad, Germán Gallardo, han inaugurado un libro de condolencias, al tiempo que el primero ha anunciado que con este homenaje la ULPGC «da un paso atrás» siguiendo el deseo de la familia de los fallecidos, que ha pedido que se respete su espacio e intimidad para despedir a sus seres queridos.

«Ha sido una semana muy triste. Estamos esperando noticias de cuándo llega Alicia con la familia y, al final, nos hemos dado cuenta de que ya no está a aquí con nosotros», por lo que es el momento que sus compañeros necesitan para despedirla, ha manifestado el rector.

Lluís Serra no ha querido ofrecer detalles de la llegada de los cadáveres por expreso deseo de su familia, que quiere mantener su despedida en la más estricta intimidad y privacidad, y ha anunciado que, en adelante, la institución seguirá a su disposición para ayudar en lo que sea, pero «dará un paso atrás» para mostrar su respeto porque «no quiere protagonizar ni intervenir» en su último adiós.

Lo que sí hará, ha dicho, será apoyar a los compañeros de la alumna fallecida, que están realmente afligidos por la pérdida de una persona tan vital y tan líder, como era Alicia, que hacía un Erasmus en Rumanía y se hospedaba en una residencia junto a otros cuatro alumnos de la ULPGC, que también están muy afectados por su muerte.

«La vida continúa y ella hubiera deseado que completen su formación allí, que es una oportunidad en la vida que no mucha gente tiene», ha referido.

El vicerrector de Internacionalización, Movilidad y Proyección Internacional de la ULPGC, Jin Taira, quien se desplazó a Sibiu, en cuya universidad cursaba el Erasmus la alumna fallecida, para encargarse de la repatriación de los cadáveres de su familia y ella, ha explicado a los periodistas que el Gobierno canario se ha hecho cargo de traer el cuerpo sin vida de la hermana de 15 años, la única de los cuatro fallecidos que carecía de seguro.

Taira ha destacado que en un primer momento la universidad rumana donde estudiaba Alicia, «que se ha comportado de una manera extraordinaria», quiso asumir el presupuesto del traslado a Gran Canaria de su hermanda adolescente.

El vicerrector de Internacionalización de la ULPGC también se ha referido a los compañeros españoles de residencia de Alicia, con quienes tuvo ocasión de reunirse dos veces en Sibiu, «un grupo que ella había conseguido construir» y que, tras este fatal siniestro, «está mucho más unido que antes».

Los compañeros de Alicia en la Facultad de Ciencias de la Educación de la ULPGC tienen previsto realizar este martes una suelta de globos biodegradables en su memoria en el Campus del Obelisco, un homenaje que tendrá lugar a las 14.30 horas, coincidiendo con el cambio de turno de la mañana a la tarde. EFE