Las 11.924 familias que reciben la Prestación Canaria de Inserción en Canarias tendrán un complemento de 250 euros

Las Palmas De Gran Canaria (EFE).- El Gobierno de Canarias ha dado este jueves el visto bueno al Decreto ley por el que se ha aprobado el abono de una prestación extraordinaria de 250 euros a las personas titulares de la Prestación Canaria de Inserción (PCI), para compensar el aumento de los precios de los productos básicos durante 2022.

Este complemento llegará, con datos a mes de noviembre de 2022, a las 11.924 familias beneficiarias de la Prestación Canaria de Inserción, de las cuales 4.504 cuentan con menores a cargo, según ha apuntado la consejera de Derechos Sociales e Igualdad del Ejecutivo autonómico, Noemí Santana, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Así, Santana ha señalado que espera que el ingreso esté realizado en la cuenta de los beneficiarios para el próximo miércoles y ha resaltado que la gestión de esta prestación «ha sido bastante satisfactoria» a lo largo de la legislatura, ya que cada año se han «batido cifras récord» en cuanto al número de personas dadas de alta y protegidas.

Además del complemento a la PCI, la Consejería de Derechos Sociales ha anunciado que durante el primer trimestre de 2023 esta bonificación extraordinaria de 250 euros también será ingresada a los 43.000 canarios con pensiones no contributivas.

En este sentido ha querido mandar un «mensaje de tranquilidad» a los beneficiarios de las pensiones no contributivas y ha dicho que «no se olvidan de ellos» y que si no se ingresa antes de final de año es porque no había fondos habilitados para ello, pero que sí están previstos para 2023, por lo que calcula que a principios de febrero podrían recibir el complemento de 250.

En total, para llegar a esos 43.000 pensiones, «se deberían destinar en torno a unos 11 millones para llegar a todas las familias».

«Hemos hecho grandes avances en esta legislatura. El número de familias protegidas estaba en torno a 5500 y ahora está ya en el doble», ha destacado Noemí Santana, quien preguntada por la reciente aprobación de la ley de renta de ciudadanía ha apuntado que el objetivo es llegar a atender a unas 40.000 familias a través de esta ley, que atendería a «muchos perfiles a los que la PCI no llega».

Asimismo Santa ha resaltado que en este penúltimo Consejo de Gobierno del año se han resuelto muchos expedientes en materia social y, en general, ha opinado que la gestión de su área se está traduciendo en una mayor atención a las personas más vulnerables.

«Se ha ganado bastante musculatura desde el ámbito municipal para la prestación de servicios sociales», ha abundado la consejera.

La cuantía y pago de la prestación citada se fija en 250 euros por unidad de convivencia, que se abonará mediante un pago único y se realizará de oficio por la Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de Canarias a las unidades de convivencia beneficiarias de la PCI.

El abono de este complemento se justifica en el incremento de los precios de los productos básicos que, según datos aportados por el Instituto Canario de Estadística, han aumentado en un 15,9% solo en lo referente a los alimentos, ha apuntado el Gobierno.

Este complemento extraordinario se suma «al refuerzo de otras prestaciones económicas llevadas a cabo por el Estado» que se han recogido en subidas temporales del 15% mientras dure la situación de inflación en el Ingreso Mínimo Vital y en las pensiones no contributivas, correspondiendo a Canarias realizar los refuerzos propios de las prestaciones autonómicas destinadas a las personas con pocos o ningún ingreso. EFE