Las exportaciones de España a África suponen el 5,8 % de sus ventas mundiales

Las Palmas De Gran Canaria (EFE).- Las exportaciones de España a África han crecido en los últimos veinte años de una forma muy relevante y al cierre de 2021 representaban el 5,8 de las ventas mundiales del país -18.502 millones de euros-, mientras que en 2000 eran el 3,3 por ciento.

Así lo ha destacado este miércoles en la inauguración del I Foro de Inversión y Negocios África-España, organizado por el Gobierno canario y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a través el ICEX, la subdirectora general de Política Comercial con los países mediterráneos, África y Oriente Medio de la Secretaría de Estado de Comercio, Ana de Vicente Lancho.

Este volumen de ventas pone a España «en una situación mejor que las exportaciones que hace a América Latina. Es cierto que tenemos lazos históricos con ese continente, pero hay que ver la realidad, estamos teniendo un acercamiento comercial muy destacado con África que va ganando en impulso en los últimos años», como demuestra el hecho, ha dicho, de que el número de empresas españolas que exportan a ese continente «se haya disparado y haya pasado de 15.000 en 2000 a 42.500 en 2021».

De Vicente ha considerado que hay que aprovechar este interés que hay en África, al tiempo que ha detallado que las importaciones españolas a ese continente también han crecido, «pasando de 12.400 millones en 2000 a 27.845 en 2021, representando el 8,1 por ciento de todo lo que compramos al resto del mundo».

En este foro, la representante de la Secretaría de Estado de Comercio ha estimado que, aunque las relaciones comerciales bilaterales con África «están en un buen momento, queda margen para mejorarlas».

Ha resaltado que aunque las empresas españolas han invertido 5.359 millones en África, «hay una gran concentración en el norte de ese continente que hay que cambiar», para lo que se ha diseñado la estrategia Horizonte África «para concentrar los esfuerzos en iniciativas concretas».

«Para aumentar la internacionalización de las empresas españolas en el continente, también de las canarias, hemos hecho una estrategia de identificación de países y sectores clave para tener mayores y mejores resultados», ha referido.

Así, se ha concluido que los países prioritarios para España en África subsahariana son Costa de Marfil, Kenia, Ruanda, Senegal, Tanzania y Uganda, mientras que en el norte son Argelia, Egipto y Marruecos, de ahí que, «sin dejar atrás a ningún otro país de ese continente», se enfocarán en estos los instrumentos y estrategias de internacionalización.

También se han escogido «sectores clave de actuación, donde hay interés por parte de los países africanos de recibir la inversión y exportación española y, al mismo tiempo, compartir conocimientos», y se ha decidido que estos son los relacionados con las infraestructuras energéticas, las energías renovables, el agua y el saneamiento, el tratamiento de residuos, la agroindustria, el transporte ferroviario y la ingeniería y consultoría, que, además, son compatibles con los objetivos de la agenda 2030, ha dicho De Vicente.

A partir de estos países y sectores, se ha desarrollado un eje de actuación fundamental, el institucional, que ha llevado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a visitar en esta legislatura países como Libia, Egipto, Kenia, Sudáfrica, Angola -adonde prevé viajar el rey en febrero de 2023-, y Senegal, al tiempo que ha recibido en España a los presidentes de Nigeria y Mauritania.

Además, España ha reforzado su red de oficinas económico-comerciales en África, con la apertura de una nueva sede en Adis Abeba, la capital de Etiopía, a la que se prevé que se sume otra en Camerún en 2023.

Desde el punto de vista financiero, el Gobierno impulsa la línea de crédito reembolsable con proyectos como el aprobados en Senegal y el previsto en Egipto «que están siendo la mayor cartera de este instrumento». De igual forma, ha proseguido, se están reforzando las asistencias técnicas, estudios de viabilidad que mejoren el posicionamiento de las empresas españolas para conseguir contratos en países de este continente, de manera que de los once proyectos aprobados hasta ahora, seis han sido en África.

La subdirectora general de Política Comercial con los países mediterráneos, África y Oriente Medio de la Secretaría de Estado de Comercio, Ana de Vicente Lancho, ha considerado que «Canarias tiene un papel fundamental que jugar» en esta estrategia porque las empresas isleñas, apoyadas por las instituciones canarias, «muestran un gran dinamismo».

«Creemos que hay gran cantidad de oportunidades porque hay una forma muy similar de entender los negocios, hay una cercanía cultural, una confianza y una forma de hacer los proyectos que creemos que pueden dar lugar a oportunidades concretas. Además, las empresas canarias se están especializando en cuestiones que tienen el máximo interés y el mayor potencial en países vecinos, como la economía verde, la azul, las infraestructura y la gestión del agua, áreas en las que hay mucho conocimiento y experiencias que compartir y muchos proyectos exitosos que llevar a cabo», ha aseverado.

El director de Internacional de la Cámara de Comercio de España, Jaime Montalvo, ha recalcado que el partenariado entre España y África «trasciende del tradicional concepto de la cooperación financiera y la atención de sectores, como el primario, para adentrarse en una nueva agenda mucho más ambiciosa».

Montalvo ha advertido en este foro de que el momento crítico que se vive en la escena internacional está obligando a reconfigurar las alianzas y las cadenas de valor y de suministro y «desplazando el eje de la economía mundial al indo-pacífico», por lo que ha opinado que España debe «cuidar sus vínculos atlánticos y de vecindad, en particular con África Occidental, como una obligación moral y porque compartimos numerosos intereses, existe financiación e instrumentos de apoyo, además de oportunidades».

A su juicio, «no tenemos ninguna excusa para no seguir reforzando esta colaboración» porque «es la única manera de alcanzar el futuro que merecemos». EFE

pcr