Los decretos para la reconstrucción de La Palma serán aprobados en febrero

Santa Cruz de La Palma (EFE).- El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha anunciado este miércoles que los decretos para la reconstrucción urbanística y agrícola en La Palma tras la erupción volcánca se llevarán a Consejo de Gobierno durante el mes de febrero, tras un periodo de alegaciones abierto a los vecinos afectados.

Torres se ha desplazado a La Palma para mantener una reunión sobre el estado del plan integral de reconstrucción del Valle de Aridane junto a los consejeros de Planificación Territorial y de Agricultura, José Antonio Valbuena y Alicia Vanoostende, respectivamente, además del presidente del Cabildo palmero y los alcaldes de los municipios afectados.

Según el presidente canario, los siguientes pasos para hacer efectiva la nueva ordenación del Valle de Aridane se darán el 20 de enero, cuando se abrirá el plazo de quejas y alegaciones para que tanto los vecinos como organismos afectados puedan plantear las mejoras que consideren oportunas.

El 20 de enero se celebrará también en La Palma una nueva comisión mixta en la que están representadas todas las administraciones implicadas en la reconstrucción de la isla y a la que se desplazará el ministro de Presidencia, Félix Bolaños.

Ángel Víctor Torres ha recordado el compromiso de su ejecutivo de repartir a los vecinos afectados por la erupción que hayan perdido su primera vivienda una ayuda de 30.000 euros, aún sin entregar, y ha explicado que este retraso se ha debido a dificultades administrativas, aunque “en febrero esperamos que las transferencias estén realizadas”, ha dicho.

El consejero de Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, ha explicado que se ha optado por separar los decretos de urbanismo y de suelo agrícola para darle mayor seguridad jurídica en caso de que haya recursos contra alguna de las leyes antes o durante su paso por el Parlamento canario.

Esta ordenación, según Valbuena, se ha llevado a cabo siguiendo los mapas de calor y de grosor de las coladas, ya que ”por lo que sabemos, las zonas con espesores superiores a los 5 metros de altura van a tardar casi 10 años en enfriarse, y no todo el mundo quiere ni puede esperar ese tiempo”.

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, ha señalado que la máxima prioridad de la institución insular es buscar una solución a la emergencia habitacional, especialmente de los vecinos de los núcleos evacuados de Puerto Naos y La Bombilla, que suman 99 personas agrupadas en 58 unidades familiares residiendo en hoteles.

Hernández Zapata ha agradecido la “rigurosidad por parte del Gobierno de Canarias a la hora de ir cumpliendo plazos en materia de planificación territorial”, y ha comentado que desde la corporación que preside se han realizado propuestas para mejorar el borrador de planificación del Valle de Aridane existente. EFE