Los reptiles endémicos de Gran Canaria están cambiando para sobrevivir a la culebra real de California

Las Palmas de Gran Canaria (EFE).- Los reptiles endémicos de Gran Canaria están cambiando su cuerpo y sus comportamientos para sobrevivir al desafío que supone para ellos un depredador como la culebra real de California, una especie introducida en la isla en 1998 que ha diezmado sus poblaciones y, en algunos casos, los empuja hacia la extinción.

Según ha informado este viernes el CSIC, tres investigadores de su Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (IPNA) han publicado en la revista ‘Scientific reports’ un estudio en el que analizan los cambios fenotípicos en especies autóctonas de reptiles de la isla amenazadas por la culebra real de California (Lampropeltis californiae), como la lisa de Gran Canaria (Chalcides sexlineatus) y el perenquén de Boettger (Tarentola boettgeri).

La extensión de la culebra californiana por varios municipios de Gran Canaria, a pesar de los esfuerzos de las autoridades para intentar controlar su población, ha permitido a Julien C. Piquet, Borja Maestresalas y Marta López Darias medir los efectos de los depredadores invasores sobre las presas autóctonas y los cambios que se producen a nivel de comunidad.

El CSIC recuerda que estudios recientes demuestran que la culebra real de California ha hecho desaparecer al lagarto de Gran Canaria (Gallotia stehilini) de varios lugares de la isla y es responsable de una «reducción notable» de las poblaciones de la lisa local y el perenquén de Boettger (de hasta el 82,8 % en el primer caso y de hasta el 52,1 % en el segundo).

Al comparar un conjunto de rasgos morfológicos de individuos de estas tres especies en áreas invadidas y no invadidas por el depredador, los investigadores encontraron «una clara evidencia» de cambios fenotípicos solo en las dos especies cuya abundancia no se ha visto tan mermada por las culebras (lisas y perenquenes).

En el caso del lagarto de Gran Canaria, consideran que la ausencia de cambios morfológicos que muestra tiene una relación directa con su extinción en varias áreas de la isla.

Los individuos supervivientes de la lisa de Gran Canaria y el perenquén de Boettger mostraron diferencias fenotípicas en especial en las extremidades, estrechamente relacionadas con la capacidad de huida frente al nuevo depredador, que pueden haber surgido como respuesta a su capacidad de hacer frente a la especie invasora.

Este estudio llevado a cabo por investigadores del grupo de Ecología y Evolución en Islas del IPNA-CSIC apoya la teoría evolutiva de que la falta de adaptación de una especie a los cambios en su entorno tiene una consecuencia directa en la capacidad de perdurar o extinguirse de la misma.

«La evidencia de cambios fenotípicos coexistentes en una sola comunidad de presas, en un área geográfica pequeña y un contexto ecológico y evolutivo uniforme, pone de relieve el potencial de este tipo de análisis desde una perspectiva comunitaria, pues permite obtener una comprensión más profunda del impacto de los depredadores invasores en los ecosistemas en los que se introducen», resalta el CSIC.

Asimismo, los investigadores del IPNA han demostrado la existencia de un vínculo entre la presencia de serpientes invasoras y los cambios fenotípicos de una comunidad de presas endémicas, «lo que potencialmente puede tener impactos notables en cascada en toda la población, comunidad y ecosistemas locales». EFE