Nueva Canarias pedirá a Interior recuperar su identidad de siempre, pues «nunca ha dejado de existir»

Las Palmas de Gran Canaria, 13 sep (EFE).- Nueva Canarias pedirá al Ministerio del Interior que vuelva a inscribirla en el Registro de Partidos con su identidad de siempre, porque «nunca ha dejado de existir», y solicitará la nulidad de la sentencia que dio por extinguida a la formación en un proceso del que no fue parte.

«Nunca hemos dejado de existir. Estamos en el Gobierno de Canarias, en el Cabildo de Gran Canaria, en numerosos ayuntamientos, teníamos hasta hace unas semanas un diputado en el Congreso, contamos con grupo político en el Parlamento de Canarias… Pero por si aún hubiera dudas, vamos a enviar al Ministerio del Interior 20.000 folios de documentos que demuestran que existimos».

Son palabras del secretario de Organización de NC, Carmelo Ramírez, quien ha explicado a Efe los pasos que el partido va a dar para revertir una situación que le provoca importantes perjuicios (el último, la pérdida cautelar de las subvenciones a partidos políticos) y en la que se sienten «completamente indefensos».

Nueva Canarias no existe formalmente desde julio de 2021, cuando el Juzgado Central de lo Contencioso Administrativo número 5 de la Audiencia Nacional ordenó su baja del Registro de Partidos Políticos por no haber actualizado en plazo sus estatutos, en una sentencia de la que Ramírez asegura que conocieron este verano, casi un año después, cuando ya había devenido firme y no era recurrible.

El responsable de Organización del partido ha explicado que acaban de recibir el expediente de ese procedimiento y han comprobado que les notificaron cuatro veces la situación: tres a la sede que abandonaron hace años en la calle Venegas de Las Palmas de Gran Canaria y una cuarta en un domicilio donde su presidente, Román Rodríguez, vivió hace una década, pero que ya no es su casa.

En previsión de las complicaciones que este asunto le pueda generar en año electoral, NC ya se ha inscrito de nuevo en el Registro de Partido como Nueva Canarias-Bloque Canarista, con unos estatutos en los que el nuevo partido se declara «heredero» del anterior y se subroga en todos sus derechos y obligaciones.

Pero NC no da la batalla por perdida: quiere recuperar su identidad «de siempre» y, por eso, pedirá a la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional que declare nula la sentencia de 2021, por defectos de notificación que le han generado indefensión, y, al mismo tiempo, solicitará al Ministerio del Interior que «reactive» la inscripción de «Nueva Canarias».

Carmelo Ramírez asegura que NC está ya al día en todas sus obligaciones legales: comunicó en su momento dos actualizaciones de estatutos acordes con la nueva Ley de Partidos y acaba de enviar al Tribunal de Cuentas su contabilidad de 2018, 2019, 2020 y 2021.

NC entiende, además, que no hay motivo para que Interior le retenga ahora de forma cautelar los casi 23.000 euros de subvención trimestral que recibe por sus resultados en las elecciones generales de 2019, en las que logró un escaño en el Congreso por Las Palmas que comparte con Coalición Canaria, su socio electoral en aquella cita.

Ramírez reconoce que no han presentado las cuentas a tiempo, pero subraya que no son el único partido que se ha retrasado y que, además, ya se han puesto al día en esa obligación.

Advierte también de que esa subvención no corresponde formalmente a Nueva Canarias, sino a la coalición electoral que conformó con CC, a la que se tiene que transferir íntegra para que esta disponga. EFE

jmr/acp